P. Luis Montes, misionero del IVE: «Es un privilegio vivir en un lugar donde hay tantos mártires»

Oviedo Luis Montes conferenciaAnte un salón de actos abarrotado, daban comienzo el lunes 14 de marzo las Conferencias Cuaresmales de la Basílica de San Juan, en Oviedo, este año con el tema principal de los refugiados y los cristianos perseguidos en Oriente Medio.

La primera charla corrió a cargo del sacerdote argentino Luis Montes, misionero del Verbo Encarnado, una congregación muy joven, nacida en el siglo XX, a la que este sacerdote pertenece desde hace más de veinte años, junto con dos de sus siete hermanos. Su presencia en Oviedo ha sido posible gracias a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, que estuvo presente con la asturiana Teresa García Paquet, responsable del departamento de Márketing en Madrid, quien presentó al misionero ante el auditorio.

El padre Luis Montes ha estado, prácticamente desde los comienzos de su ministerio pastoral, viviendo en Oriente Medio, primero en Egipto, y más tarde en Irak, donde ha prestado sus servicios en Bagdag, y actualmente en el Kurdistán.

Su experiencia allí es profunda y dolorosa, pero para él, al estar en Occidente, es muy necesario poder compartir sus vivencias en aquel país, “casi tan importante como estar en Irak mismo”, afirma. “Porque aquí no se conoce lo que está pasando”, advirtió, ya que “Estamos ante un genocidio. Ante el asesinato masivo de cristianos. Ante unos locos que quieren borrar todo rasgo de cristianismo en el mundo, con una crueldad que supera cosas que se han visto antes en el pasado”, explicó ante los asistentes.

“A pesar de que estamos en el siglo de las comunicaciones, en Occidente no se sabe lo que realmente está pasando allí, porque hay intereses que lo ocultan”, aseguró.

Y lo que se está viviendo allí, se puede resumir en dos puntos principales, según el sacerdote. “Puede verse, por un lado, en lo que es capaz de transformarse el hombre cuando entra el odio en su corazón, y por otro lado, todo lo contrario: el poder de Dios en sus hijos”, afirmó. Son dos extremos de una misma realidad. Los cristianos allí son testigos de “las actitudes más brutales que se puedan imaginar” –denunció-. “Estamos hablando de que el ISIS es un grupo fanático terrorista que mata gente bajo formas espantosas. Que entierra vivos a seres humanos, incluyendo niños, para que sufran más. ¿Cómo tiene que estar alguien de enfermo para poder hacer esto? Gente que dice que está bien violar entre 40 y 50 veces al día a una mujer, y que Dios está de acuerdo en que esto pase. Estamos hablando de un grupo de fanáticos que decapitan a gente en las plazas, por los motivos más absurdos. Hace poco decapitaron a un chico de 15 años por escuchar música occidental, y crucificaron a dos niños de 12 y 13 años por comer un trozo de pan en pleno Ramadán”.

“Esto sucede desde hace años, y aún nos llaman de Europa los medios de comunicación para preguntarnos si estas noticias son ciertas” –afirmaba el sacerdote argentino-. A mí lo que me asombra es que todavía cueste creer que esto es posible, si llevamos años viviendo así”, “Están matando cristianos indiscriminadamente sólo por el hecho de ser cristianos ante el silencio de todo el mundo”, denunció.

En Irak, según el sacerdote, había cristianos antes incluso de la existencia de musulmanes. “Es su tierra, y se han visto obligados a abandonarla. Son refugiados en su propio país”. El misionero relató cómo fue la llegada del ISIS a ciudades como Mosul, aunque antes el grupo terrorista había ido tomando otras ciudades y pueblos, y cómo se comportaron con los cristianos, a los que marcaron sus puertas con el símbolo de la N en árabe, inicial de “Nazarenos” –nombre por el que se conoce a los cristianos en la zona-. Más adelante les conminaron a convertirse al Islam, abandonar su tierra o a pagar un impuesto por ser cristianos y vivir en su propia casa. “Un impuesto impagable, de manera que la única alternativa era convertirse al Islam, huir o morir” explicó el padre Luis.

Del más de millón y medio de cristianos que había en Irak antes de la guerra, apenas quedan 400.000. Y la mayor parte refugiados en el Kurdistán, un lugar donde se les permite vivir en paz, de momento. Sin embargo, a pesar de todos los sufrimientos, los cristianos en Irak viven su fe convencidos de que “Dios es generoso con ellos”, y no existe ni por asomo duda de que Dios les haya podido abandonar. “Eso es algo que sólo se piensa en Occidente”, recalca el padre Luis, que reconoció que es “un privilegio enorme vivir en un lugar donde hay mártires, donde hay confesores de la fe, donde la fe tiene tanto arraigo y el nombre de Jesucristo cuenta. A mí, sinceramente, me dan pena los jóvenes en Europa. Están tan perdidos. Y eso les lleva a estar perdidos en sus propias vidas. Tienen de todo, y no son felices. Allá no tienen nada, pero tienen una paz y una alegría que no se encuentra en ningún lado”, afirmó.

(Arzobispado de Oviedo)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43556 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).