Cincuenta jóvenes se preparan para ser sacerdotes en las diócesis de Aragón

Zaragoza seminaristas“¿Hay muchos seminaristas?” es la pregunta más habitual cuando alguien se encuentra con un formador de seminario. En las diócesis aragonesas son cincuenta. Los números se reparten de la siguiente manera: Barbastro-Monzón, 2 seminaristas; Huesca, 6 seminaristas; Jaca, 2 seminaristas; Tarazona, 8 seminaristas; Teruel y Albarracín, 2 seminaristas; Zaragoza, 30 seminaristas. Estas son las cifras y, si bien no son grandes números, se puede decir que la continuidad de los seminarios está asegurada, lo mismo que la de los distintos presbiterios diocesanos.

Los dos centros de formación sacerdotal que existen en la comunidad aragonesa están en Zaragoza y en Huesca. En la capital altoaragonesa, el seminario acoge a los seminaristas de Jaca y Huesca. En Zaragoza, se forman los de las diócesis de Barbastro-Monzón, Tarazona, Teruel y Zaragoza. Si bien hay dos seminaristas de Zaragoza que se forman en el Colegio Eclesiástico Internacional Bidasoa (Pamplona) y en el Seminario San Dámaso (Madrid), respectivamente.

Sobre la procedencia de los seminaristas, es necesario señalar que una gran parte procede de Hispanoamérica. Así ocurre con los seminaristas de Jaca, Huesca, Tarazona y Teruel y Albarracín. En el caso de Zaragoza, quince son españoles. Los demás se reparten en distintas nacionalidades: Cabo Verde, Rumanía, Venezuela y Colombia. El ambiente del Seminario es de fraternidad y la presencia de seminaristas de distintas partes del mundo aporta una gran riqueza, así como hace palpable la universalidad de la iglesia.

La formación filosófica y teológica de los futuros sacerdotes se realiza en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA), para los residentes en Zaragoza; y en el Estudio Teológico Santa Cruz, para los que se forman en Huesca.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41517 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).