Admisión a las Sagradas Órdenes y Ministerios de Acólito y Lector de siete seminaristas de Granada

Granada acólitos

Siete seminaristas en total de la Archidiócesis de Granada eran admitidos a las Sagradas Órdenes y fueron instituidos en los los Ministerios de Acólito y Lector el domingo 13 de marzo en una celebración que presidió el Arzobispo diocesano Mons. Javier Martínez, en la Santa Iglesia Catedral a las 12:30 horas.

Los jóvenes seminaristas proceden tanto del Seminario diocesano «San Cecilio» como del misionero «Redemptoris Mater». La Admisión a las Sagradas Órdenes e institución de los Ministerios de Acólito y Lector tienen lugar el mismo día en que celebramos el Día del Seminario, con el lema «Enviados a reconciliar».

Seminaristas

Los jóvenes seminaristas a los que Mons. Javier Martínez concederá la Admisión a las Sagradas Órdenes son: Alejandro Anguís y David Salcedo, del Seminario diocesano «San Cecilio»; y César López y Klemens Proszowski, del Seminario Misionero «Redemptoris Mater». Respecto a los Ministerios de Acólito y Lector, serán instituidos Javier Peña y Luis Palomino, del Seminario «San Cecilio», y Esteban Torres, del Redemptoris Mater.

Las colectas en las Eucaristías del domingo y la víspera, el sábado por la tarde, van destinadas a la formación de los seminaristas.

Ssuscitar vocaciones

El Día del Seminario se viene celebrando desde el año 1935 con un mismo objetivo: suscitar vocaciones sacerdotales mediante la sensibilización, dirigida a toda la sociedad, y en particular a las comunidades cristianas.

La celebración del Día del Seminario se lleva a cabo en la fiesta de San José, 19 de marzo. No obstante, este año, al coincidir con la Semana Santa, y siendo víspera del Domingo de Ramos, el Día del Seminario se traslada al domingo anterior, el 13 de marzo.

(Archidiócesis de Granada)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44792 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).