Enviados a reconciliar – Día del Seminario 2016

eusebiohernandezobtarazonaMons. Eusebio Hernandez          Queridos hermanos y amigos:

El próximo sábado celebraremos la solemnidad de San José, en ella, cada año, celebramos el día del Seminario. Este año coincide con el comienzo de la Semana Santa, el sábado es la víspera del domingo de Ramos. Queda pues, este año, reducida la solemnidad de San José a unas pocas horas, pero no por eso debe pasar desapercibida y os invito a celebrarla en todas las parroquias y comunidades.

San José es un testimonio de acogida de la voluntad de Dios, de fidelidad a su plan de salvación y un hombre que siempre ha actuado con misericordia. A él encomendamos este Año Jubilar de la Misericordia, nuestra diócesis y a nuestros seminaristas.

En estos días previos a la solemnidad de San José debemos tomar conciencia de la importancia que tiene en la oración de los cristianos pedir al Señor que nos conceda vocaciones que el día de mañana sean nuestros sacerdotes. Todos debemos colaborar con la pastoral vocacional y nadie se debe sentir ajeno a lo que es una necesidad de todo el pueblo de Dios.

Esta oración se debe extender también hacia los seminaristas que, sobre todo, necesitan de nuestro apoyo espiritual, para que sepan acoger el don de Dios que los ha llamado y para que sepan superar todas las dificultades que en su camino de formación se pueden presentar.

También en estos días ofrezcamos nuestra oración por los sacerdotes, agradeciendo a Dios por el don de su sacerdocio, por hacerlos instrumento de su misericordia al enviarlos a reconciliar, poniendo en sus manos la gracia del perdón.

También en este día del Seminario se pide la colaboración económica de los fieles para poder sostener esta obra. La diócesis de Tarazona hace un gran esfuerzo económico para poder llevar adelante la formación de sus seminaristas. Es importante que los fieles colaboréis con vuestras donaciones en su sostenimiento y formación, por eso os invito a la generosidad que Dios, más generosamente, os pagará.

CINCO AÑOS CON VOSOTROS

Además de celebrar el día del Seminario, en la solemnidad de San José también se cumplirán cinco años de mi ordenación episcopal en el Monasterio de Veruela y, con ella, el inicio de mi servicio pastoral a la querida diócesis de Tarazona.

Quiero tener una mirada agradecida a estos cinco años pasados entre vosotros en los que me he sentido acogido y querido. Os he querido transmitir siempre la misericordia de Dios y estar atento a vuestras necesidades. Gracias, pues, al Señor y gracias también a vosotros por vuestro cariño y acogida.

Os pido también perdón, el obispo es débil y pecador por su condición humana, por ello a veces he podido fallar o no dar respuesta adecuada a lo que esperabais de mí. Como hermano vuestro que soy sabréis perdonar. Por favor, rezad por mí, yo lo hago por vosotros cada día.

Con todo afecto os saludo y bendigo.

 

+ Eusebio Hernandez Sola, OAR

Obispo de Tarazona

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 278 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.