Fray Octavio Vilà, abad de Poblet: «El abad debe servir con amor y mostrar caridad en el servicio»

Tarragona Poblet3Con una gran solemnidad, este sábado, día 27 de febrero, el Monasterio de Santa María de Poblet ha acogido la bendición abacial de fray Octavio Vilà y Mayo, abad de Poblet, conferida por fray Mauro-Giuseppe Lepori, abad general de la Orden cisterciense.

La celebración ha contado con la presencia del Arzobispo de Tarragona, Mons. Jaume Pujol; el Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives; el Cardenal Lluís Martínez Sistach; el Arzobispo de Barcelona, Mons. Juan José Omella; y numerosos obispos de las diócesis con sede en Cataluña como abades, provinciales de diferentes congregaciones, abadesas, el plebeyo de Montblanc, Mn. Simón Gras; y sacerdotes. También han asistido numerosos familiares del padre abad y fieles de la archidiócesis que han querido estar presentes en este día histórico.

Entre las autoridades civiles ha asistido el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Sr. Oriol Junqueras; el consejero de Interior, Sr. Jordi Jané; el director de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Sr. Enric Vendrell; el presidente de la Diputación de Tarragona, Sr. Josep Poblet; representantes de municipios como el alcalde de Vimbodí, Sr. Joan Güell o el alcalde de Tarragona, Sr. Josep Fèlix Ballesteros, y otras instituciones presentes en el territorio.

En su homilía, el abad general de la Orden Cisterciense, citando la regla de san Benito, dijo que la Palabra de Dios «nos debe llevar a una escucha abierta y activa.» «El abate es llamado a favorecer esta escucha para ayudar a la comunidad, a sus hermanos. Es la Palabra de Dios, también, la que fecunda la capacitación de expresión y genera la belleza del arte », subrayó. Fray Mauro-Giuseppe precisó, también, cuál es la vocación del abad: «servir a los hombres tal y como Dios lo hace.»

Como momentos significativos de la celebración, propios del rito de bendición de un abad, ha habido el canto de las letanías de los santos con fray Octavio postrado en el suelo, y la entrega del libro de la Regla de San Benito, el anillo , la mitra y el báculo pastoral. Seguidamente ha tenido uno de los momentos más emotivos de la celebración cuando el abate, acabado de bendecir, ha recibido el ósculo de paz por parte del abad general de la Orden, de los otros prelados, de los monjes de su comunidad y de las madres abadesas allí congregadas. Una de los abrazos más cálidas y largas han sido con el abad emérito de Poblet, P. José Alegre y con el prior de la Comunidad y procurador general de la Orden, Fray Lucas Torcal.

El nuevo abad de Poblet, antes de cerrar la celebración, ha pronunciado unas palabras de agradecimiento recordando las exigencias que conllevan este nuevo «cargo» que debe estar impregnado de servicio y caridad, como ha repetido en varias ocasiones durante su alocución. «El servicio hay que hacerse con amor y la caridad se debe mostrar en el servicio», dijo. El padre abad ha añadido que «la vida del monje se produce gracias a la oración, el trabajo, la Palabra de Dios y la Eucaristía, sólo así se puede ser comprensivo, leal y coherente.» El P. Vilà ha recordado que «un abad debe servir más que mandar y debe ser preferido que temido.» También mencionó el referente que es Poblet para Cataluña y su contribución a la realidad de país, haciendo referencia al documento de los obispos con sede en Cataluña raíces cristianas de Cataluña. El padre abad, finalmente, ha dirigido unas palabras de agradecimiento y aprecio a sus padres, quienes le ayudaron a crecer en la fe; al P. Mauro Esteva, por su proximidad, y al padre abad emérito, José Alegre, para su maestría.

Al finalizar la celebración litúrgica en la iglesia abacial la celebración prosiguió en la sala de los Conversos con un refrigerio para todos los asistentes.

(Archidiócesis de Tarragona)
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43556 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).