24 horas para el Señor

eusebiohernandezobtarazonaMons. Eusebio Hernández        Queridos hermanos y amigos:
Desde hace tres años, el Papa Francisco nos propuso realizar en el tiempo de Cuaresma una jornada de 24 horas para el Señor. Esta iniciativa se celebra durante el viernes y sábado que anteceden el IV domingo de Cuaresma. Este año entre el 4 y 5 de marzo.

En la Bula Misericordiae Vultus con la que el Papa convoca a la celebración del Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia, nos invita a que este año se incremente esta experiencia en nuestras diócesis y comunidades (MV 17).

Como constata el Santo Padre esta experiencia está haciendo que: Muchas personas están volviendo acercarse al sacramento de la Reconciliación y entre ellas muchos jóvenes, quienes en una experiencia semejante suelen reencontrar el camino para volver al Señor (MV 17).

No debemos, pues, desaprovechar esta oportunidad que dentro del Año de la Misericordia debe tener un relieve especial. Por ello, pido a todos los sacerdotes responsables de las parroquias y a las comunidades de nuestra diócesis que secundemos esta iniciativa, sintiéndonos en comunión con el Papa y con todos los cristianos que, a lo largo de la geografía mundial, van a vivir la misma experiencia.

Para realizar en nuestras comunidades y parroquias esta Jornada, debemos convocar en primer lugar a celebraciones en las que oremos intensamente y redescubrir el sentido de nuestra propia existencia (Cfr. MV 17). Nos puede ayudar, organizar, a lo largo de esta Jornada, distintos momentos en los que utilizando la Liturgia de las Horas, el rezo del Via Crucis o del Rosario, nos reunamos en oración; también la exposición del Santísimo puede ayudar a este encuentro con el Señor y su misericordia en nuestras vidas.

Un momento muy especial de esta Jornada, es facilitar a los fieles la posibilidad de participar en el sacramento de la Reconciliación; según las posibilidades de cada comunidad se pueden preparar celebraciones comunitarias de la Penitencia con absolución individual o bien que los sacerdotes estén disponibles a lo largo de la Jornada para administrar el sacramento de la Reconciliación.
En la S. I. Catedral de Tarazona, el viernes día 4 a las 7 de la tarde, tendremos una celebración comunitaria de la Penitencia con absolución individual en la que se convoca a todos los cristianos de la ciudad y del arciprestazgo. Cada parroquia ha organizado, como se hizo el año pasado, distintos encuentros y celebraciones y, en la tarde del viernes, nos encontraremos para celebrar la Misericordia del Señor.

Para facilitar la participación en esa hora, 7 de la tarde, no habrá otras celebraciones en la ciudad y ruego que todos los sacerdotes acudáis para facilitar la confesión de los fieles.

Espero y confío que estas 24 horas para el Señor que celebraremos sea un momento de gracias para todos en este Año Jubilar.

Con todo afecto os saludo y bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo Tarazona

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 234 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.