«Iglesia en misión al servicio de nuestro pueblo de Aragón», nueva carta pastoral de los obispos aragoneses

hojaLos obispos de las seis diócesis aragonesas firmaron el pasado Miércoles de Ceniza (10 de febrero) una carta pastoral conjunta, donde siguiendo la estela del papa Francisco, presentan las unidades pastorales como un instrumento adecuado para la nueva evangelización y el servicio misionero a las comunidades cristianas y a toda la sociedad aragonesa. Se trata de pasar de un modelo anticuado de “mera administración” a uno nuevo de “estado permanente de misión”.

La carta pastoral tiene seis apartados. Los dos primeros presentan el desafío evangelizador y la realidad pastoral de las diócesis aragonesas. Ante esta situación, el capítulo tercero responde en clave de “conversión pastoral” con las unidades pastorales. Los tres capítulos siguientes describen el qué y el para qué de esta modalidad de organización pastoral, así como algunos aspectos prácticos. Cada uno de los capítulos se cierra con un cuestionario para la reflexión y un mapa conceptual.

Qué es una unidad pastoral

“Determinadas comunidades parroquiales con cierta homogeneidad que, en signo de comunión, permiten realizar una pastoral de misión con pluralidad y diversidad de ministerios, carismas, vocaciones y funciones, encomendadas por el obispo a un presbítero o a un equipo de presbíteros, capaces de fomentar fraternidades sacerdotales y equipos de vida apostólicos”. Estas unidades pastorales pueden ser de tres formas: una agrupación de parroquias rurales de las mismas dimensiones; una agrupación de parroquias rurales en torno a otra de mayor consistencia; una agrupación de parroquias urbanas allí donde los límites han sido desdibujados por la cercanía geográfica de las mismas.

Para formar comunidades vivas y corresponsables

Pero lo importante de estas unidades pastorales no es el qué, sino el para qué. Esta nueva forma de organización pastoral busca formar comunidades cristianas vivas, fraternas, orgánicas, corresponsables y evangelizadoras, que vivan de un modo más generoso la exigencia de comunión. Es decir, que cada uno de sus miembros, desde sus respectivas vocaciones y ministerios, ponga todo lo que tiene al servicio de la única misión de la iglesia: el anuncio de salvación en Jesucristo.

A lo largo de toda la carta pastoral se respira una preocupación por las vocaciones. No solo por las vocaciones al ministerio sacerdotal, sino también a la vida consagrada yal laicado comprometido. Para que exista una verdadera corresponsabilidad en la vida de la iglesia es necesario que se cultive la dimensión vocacional de la vida cristiana en todas sus modalidades y que estas sean vividas con autenticidad, mostrando la verdadera identidad de cada una y poniéndola al servicio de la misión.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44852 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).