Ramón Delgado Lacalle, misionero en Togo: "Caminas hacia donde no sabes lo que encontrarás"

Plasencia Ramón Delgado LacalleRamón Delgado Lacalle, misionero en Togo, ofrecerá su testimonio dentro del programa de actividades de Manos Unidas Plasencia. Será el jueves 11 de febrero a las 19:30 horas, en el auditorio del complejo Cultural Santa María de Plasencia.

¿Desde cuándo estás en Togo?

Fue en el año 2002 cuando decidí marchar como misionero a otro país. En ese momento llevaba 7 años de cura en Burgos, mi diócesis de origen. Estuve un año estudiando y preparándome. Durante siete meses estuve estudiando francés en París. Togo fue colonia francesa, luego el idioma oficial es el francés. Llevo allí 11 años. El grupo de IEME(Instituto Español de Misiones Extranjeras) en Togo está en la diócesis de Dapaong, al norte del país, comprendiendo la Región de Savanas. He estado en dos parroquias, una en la ciudad y otra totalmente rural.

¿Por qué decidiste ir allí?

No podría dar una sola razón por la cual tomé esa decisión. Yo estaba dispuesto a aprender lenguas, condición necesaria para África y Asia. Siempre había estudiado francés y eso me condicionó. Además conocía a todos los compañeros que estaban en el grupo de Togo y eso fue una razón importante cuando sabes lo que dejas pero caminas hacia donde no sabes lo que encontrarás. Luego no hemos estado viviendo juntos, sino que cada cual estaba en su parroquia viviendo con compa- ñeros nativos.

¿Cómo es un día como sacerdote misionero?

El día comienza siempre con la celebración de la Eucaristía, a las 6 de la mañana. Como estamos en el trópico, la diferencia solar de verano-invierno no varía mucho, es siempre al amanecer. Los trabajos y actividades no tienen un horario, sino que para poder relatar cómo es nuestra jornada, prefiero tomar la referencia semanal. Los lunes son días dedicados principalmente a las compras y gestiones en la ciudad, a 25 km. pero a una hora de viaje. Los martes siempre tenemos todas las reuniones de curas (arciprestazgo, formación, consejo presbiteral…). El miércoles es el día de los catecúmenos y de las catequesis; este tema de la catequesis merecería explicarse, pues difiere de la comprensión que tenemos en España. El jueves tenemos reunión con los responsables de comunidades, catequistas, Justicia y Paz, CCBs. El viernes se visitan las comunidades y se celebran los funerales por los difuntos que ha habido en la semana, se visita a los enfermos o a las comunidades. El sábado suele ser el día que estamos en casa para recibir a quienes vienen y necesitan conversar con nosotros. También suelen ser los días durante el fin de semana en los que se convoca a los diferentes grupos para realizar actividades de formación y convivencia en la parroquia. Estos encuentros comienzan el viernes por la tarde y acaban el domingo a mediodía.

Pese a las distancias del medio rural, los desplazamientos son a pie o en bici. Esto hace que las reuniones comiencen siempre a las 9 de la mañana y finalicen a mediodía con la comida. No se les puede despedir con el vientre vacío, con lo cual siempre hay un ambiente celebrativo.

¿En qué han cambiado las necesidades de la gente de allí desde que llegaste?

Bueno, yo creo que las necesidades no han cambiado mucho. Lo que sí he visto que ha cambiado es la manera de resolver los problemas. A mi llegada, aún vivía Eyadema, con 38 años de presidencia del país. Desde su muerte en 2005 se desbloqueó la cooperación internacional y se han visto muchos cambios en infraestructuras y organismos de cooperación. El teléfono móvil e internet era muy restringido y de una sola compañía. Ahora en cada casa, por alejada que esté, hay al menos un teléfono móvil. Esto ha favorecido el desarrollo de un cierto tipo de servicios.

Pero las verdaderas necesidades de la gente, en una región donde el 90% vive directamente de la agricultura, no han sido abordadas, al contrario, al aumentar la población, el problema con las tierras de cultivo se ha incrementado. La sanidad, sin personal cualificado y sin centros capacitados es un desafío. También la educación con clases masificadas y sin libros de texto. Los alumnos estudian por la noche lo que copian en sus cuadernos. Aquí las linternas led han sido un gran avance en un país sin desarrollar la instalación eléctrica.

¿Cómo animarías a que la gente se fuera de misiones?

Precisamente estoy encargado de la animación misionera. Es difícil animar a que se vayan. Lo importante es vivir la fe. Si eso se hace hay un dinamismo interno que es imparable. Dios siempre te llama a dar más y compartir. Aun así siempre recibimos más de lo que damos. Como no podemos quedárnoslo, estamos obligados a compartirlo y esa espiral es la que lleva el dinamismo misionero. En nuestro caso un poco más lejos por atravesar fronteras, pero dentro de la vivencia de la propia vocación de todo cristiano.

¿Qué hace Manos Unidas allí?

Nosotros no tenemos proyectos personales ni parroquiales directamente con Manos Unidas. En la diócesis hay dos principales estructuras que se encargan de la gestión de los proyectos, de su elaboración, ejecución, verificación y burocracia. Son la OCDI Cáritas y la JARC (Juventud Obrera Rural Católica). Ellas son las que animan todo lo que es cooperación. Están instauradas en todas las parroquias y es a través de ellas como tenemos acceso a los proyectos de agua, pozos, lucha contra la erosión, alfabetización, escuelas, agricultura, ganadería, microcréditos, seguridad alimentaria, micro finanzas, ayuda asistencial en casos necesarios. Con ello se intenta ser proporcional y que todas las parroquias de la diócesis sean promovidas y que todos tengan posibilidades. La JARC funciona como movimiento de iglesia y tiene más de 10.000 afiliados. La banca de microcrédito pasa de las 8.000 mujeres que se benefician, con una longeva trayectoria de desarrollo en el campo de la mujer.

(Iglesia en Plasencia)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43570 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).