La alegría del voluntariado, el regalo que más agradecerían en Coria los residentes de La Inmaculada

Coria-Cáceres residencia la inmaculadaEn la diócesis de Coria-Cáceres existen 7 residencias de ancianos. La hermana Leticia es la directora de La Inmaculada, en Coria. En la carretera del Guijo. En la actualidad atienden a 56 residentes de la ciudad de Coria y de la comarca. Esta labor es posible gracias a la comunidad religiosa Misioneras de Santa Teresa de Lisieux y a los 26 seglares que conforman la plantilla.

Esta residencia estuvo de celebración el pasado 3 de enero, ya que su residente más longeva cumplió los 104 años; algo que no es excepcional y es que 16 personas ya han alcanzado los 100 años en esta residencia. Además, cuenta su directora, la hermana Leticia, que “en agosto, si Dios lo permite, otra residente cumplirá los 100 años”. Una centenaria más. El resto de usuarios está entre la franja de 90 a 100 años, aunque el mayor número está concentrado entre los 80 y 90 años.

La residencia ofrece, en función del grado de dependencia, atención integral, cubriendo las necesidades básicas de aseo, alimentación, acompañamiento espiritual, atención de enfermería, seguimiento del tratamiento según sus patologías, y se les ofrece también espacios donde tienen terapia ocupacional.

El día para un residente, gracias a la ayuda del personal: “levantarse para prepararle según amanezca, ofrecerle el desayuno, quienes quieren participar en la Eucaristía se preparan, pues la tenemos gracias a Dios todos los días a las 10:30 de la mañana”, cuenta la directora. Después a partir de las 11:30 horas comienza la terapia ocupacional, distribuidos por grupos y según sus habilidades o capacidades. A las 13:30 la comida y después, quienes quieren, disfrutan de una siesta reconstituyente para afrontar el resto de la jornada. Después la merienda y el mejor momento de día, las visitas familiares, que, aunque pueden recibirlas desde las 11 de la mañana suelen concentrarse por la tarde a partir de las 16:00 horas. A las 19:00 horas comienzan los turnos de cena, algo de ocio y televisión y, finalmente, los preparativos para el tiempo de descanso. Quienes no descansan son los miembros de personal que realizan su trabajo asistiendo a quienes lo necesiten para cambios posturales, medicación o vigilar el sueño. Una rutina diaria que es beneficiosa para los mayores. “Gracias a Dios contamos con personas que luchan porque cada día demos lo mejor de nosotros mismos como personas, atendiéndoles de la mejor manera posible, conscientes de que la persona tiene dignidad, es única y requiere de atención más humana y personalizada”, explica la directora.

“Donde está la Iglesia —dice el papa Francisco en la bula Misericordiae Vultus— debe haber evidencia de la misericordia del Padre y donde hay cristianos, cualquiera debería ser capaz de encontrar un oasis de misericordia”. Sin embargo y a pesar de estar trabajando en ello, de momento no cuentan con voluntarios para acompañar el día a día de los 56 atendidos. Una de las carencias que esperan subsanar. También son necesarias algunas obras para dar mejor servicio.

“Nuestros residentes, en su mayoría de Coria y comarca, con sus achaques propios, tienen ilusión por vivir —sentencia la hermana Pilar— les gusta la fiesta, son alegres, participan con ilusión de los eventos y el entretenimiento que les podemos ofrecer, incluso sus familiares a los que hacemos partícipes”.

La hermana Leticia lanza un último mensaje: “estamos abiertos para acoger cualquier propuesta para que cada día podamos ofrecerles algo más, haciéndoles más llevadera su vida en nuestra residencia”.

(Lorena Jorna – Diócesis de Coria-Cáceres)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41448 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).