Valencia: El Cardenal Cañizares alienta a los consagrados a “ser fieles a Cristo hasta la muerte”

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha instado este 2 de febrero y a los institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica de la archidiócesis, a ser “fieles a Cristo hasta la muerte”, y a no dejar “ninguna duda ni ambigüedad sobre el sentido y la identidad de vuestra consagración”

“Ésta es la sustancia de la vida consagrada” y a ella “habréis de volver una y otra vez, para que vuestra vocación sea una fuente de gozo, de alegría radiante y completa”, ha indicado el purpurado, en la homilía de la misa que ha presidido esta tarde en la Catedral de Valencia en la Jornada Mundial de la Vida Consagrada.

El Cardenal insistido en la necesidad de “vivir con radicalidad vuestra consagración al Señor” y ha agradecido la entrega y dedicación de los miembros de la vida consagrada, “medio privilegiado de evangelización eficaz a través de vuestro ser más íntimo”. Por ello, les ha animado, igualmente, a permanecer fieles al “don de Dios así como al carisma que habéis profesado y vivid en el corazón de la Iglesia”.

“No acomodaros a este mundo”

Además, “vivimos en tiempos de cambios profundos y, con frecuencia, también de desconcierto”, ha indicado el titular de la archidiócesis de Valencia, que ha recordado, por ello, a los consagrados que “ni sois extraños o inútiles en la ciudad terrena, ni debéis acomodaros a este mundo”, porque una Iglesia “en la que fallara o palideciera el testimonio de la vida consagrada, estaría gravemente amenazada en su vocación y misión”.

Después de subrayar que “estáis en la vanguardia de la Iglesia y en el corazón del mundo, en la escuela o en la Universidad, en los hospitales o en los centros asistenciales, en la atención a los pobres y desvalidos del mundo y a los marginados”, el cardenal Antonio Cañizares ha advertido que “no es extraño por eso que los criterios del mundo también presionen sobre vosotros”. Por ello, ha alentado a “con empeño perseverar y progresar en la vocación a la que Dios os ha llamado”, ha indicado.

“Nuestra sociedad necesita cada día de vosotros y vosotras”

En su homilía, el Cardenal ha subrayado que “nuestra sociedad, y en especial los niños y los jóvenes, tiene necesidad de ver personas consagradas que dan testimonio de Dios en un mundo que lo niega, lo olvida o que vive como si ya no existiera”. En este sentido, ha señalado que “necesitamos hombres y mujeres que afirmen con sus vidas y su palabra, sin rodeos, el amor de Dios a todos y a cada uno sin exclusiones”, ha añadido.

Además, el Cardenal se ha dirigido a Martín Gelabert, nuevo vicario episcopal para la Vida Consagrada y ha mostrado su agradecimiento “por haber mostrado su servicio a la Iglesia y en concreto a la vida consagrada a la que quieres y a la que vas a servir entregándote por completo a ellos”. Igualmente, ha agradecido la labor José María Ciller como antiguo vicario episcopal para la Vida Consagrada durante 32 años.

Por su parte, Martín Gelabert ha dirigido unas palabras a los asistentes al término de la eucaristía y ha asegurado que “el Año de la Vida Consagrada acaba pero no así la vida consagrada que sigue viva, pujante y esperanzada”. Asimismo, ha asegurado que “todos los carismas que estamos aquí presente lejos de separarnos es un signo que nos une”.

La eucaristía ha sido concelebrada por el obispo emérito de Mondoñedo Ferrol, monseñor José Gea, y por cerca de una treintena de sacerdotes. Asimismo, la celebración ha incluido la bendición y procesión de las candelas.

Previamente a la celebración de la eucaristía en la Catedral los representantes de los institutos de vida consagrada y de las sociedades de vida apostólica de la archidiócesis han participado en una peregrinación desde la iglesia de San Esteban con motivo del Año del Santo Cáliz. A su llegada a la Catedral, en la Puerta Santa, la Puerta de los Hierros, los participantes han sido recibidos por el purpurado.

(Archidiócesis de Valencia)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41049 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).