Jornada y Jubileo de la Vida Consagrada en la diócesis de Segorbe-Castellón: Religiosos, profetas de la misericordia

“Gratitud: esta es una palabra que puede sintetizar todo aquello que hemos vivido en este Año de la Vida Consagrada, gratitud por el don del Espíritu Santo, que anima siempre a la Iglesia a través de los diversos carismas”, con estas palabras el Papa Francisco clausuraba el 2 de febrero el Año de la  Vida Consagrada en Roma.

En la diócesis, Mons. Casimiro López puso punto final a este año especial dedicado a los consagrados. Religiosos de diferentes congregaciones celebraron la misa junto a su obispo en la Concatedral de Santa María de Castellón.

Ellos son «como vigilantes, atentos siempre a las necesidades de los hombres de hoy. Encarnan las obras de misericordia: acompañando a los enfermos, dando consuelo a quien lo necesita, enseñando al que no sabe…» Dijo el Obispo en su homilía. De este modo, les alentó «a ser profetas de la misericordia desde la pobreza, la castidad y la obediencia».

La Jornada de la Vida Consagrada se hace coincidir con la fiesta de la Candelaria, que recuerda la presentación del Niño Jesús en el templo. El Obispo bendijo las candelas, las cuales simbolizan a Jesús como luz de todos los hombres. Además, en esta celebración, los consagrados presentes renovaron sus votos y promesas.

(Diócesis de Segorbe-Castellón)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44817 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).