Evangelizados por la liturgia, enviados a renovar el mundo con misericordia

vivessiliaMons. Joan E. Vives     En diciembre pasado, se acaba de publicar el documento de los Obispos de Cataluña «Evangelizados por la liturgia, enviados a renovar el mundo con misericordia», redactado para recordar el centenario del 1er. Congreso Litúrgico de Montserrat (1915) y también el inicio del Año Santo de la Misericordia. Subraya la importancia de la reforma litúrgica llevada a cabo por el Concilio Vaticano II, incidiendo especialmente en la finalidad educadora y catequética de la liturgia.

Ha sido muy positiva la reforma litúrgica del Concilio, con su Constitución conciliar sobre la Sagrada Liturgia y la centralidad de la Palabra de Dios, vivida e interpretada en la fe de la Iglesia. Las dificultades que han acompañado la aplicación de la reforma litúrgica, por exceso o por defecto, no pueden oscurecer su bondad y validez, porque «contiene riquezas que hay que ir profundizando, como una mayor atención al “arte de celebrar», a la formación bíblica y litúrgica, en el sentido profundo de «la participación plena, consciente y activa» que debe llevar verdaderamente a la vivencia del misterio en la propia vida de los fieles».

El Documento trata de forma relevante la relación entre la liturgia y la vida, la liturgia y la evangelización. Hay un lazo estrecho entre liturgia y vida cristiana, una vida que implica misión en el mundo, anuncio de la alegría de ser cristiano, de dar culto al Dios verdadero y de amarlo con todo el corazón y todas las fuerzas. La Iglesia vive un deseo inagotable de brindar misericordia, fruto de haber experimentado la infinita misericordia del Padre y su fuerza difusiva. El Documento también expone cómo el sacramento del amor, que es la Eucaristía, nos empuja a amar y a obrar con misericordia. Si la participación en la Eucaristía y nuestro culto eucarístico son auténticos, harán crecer en nosotros la conciencia de la dignidad de la persona y nos urgirán a trabajar por esta dignidad. Los Obispos afirmamos que «la Iglesia debe ser para todos un ámbito de perdón y también el espacio de la celebración sacramental del perdón y la reconciliación».

En el último capítulo, los obispos hacemos notar algunos retos a tener presentes en la pastoral litúrgica de las Diócesis con sede en Cataluña. Entre estos retos destaca el de favorecer la participación activa de los fieles y la vivencia de la liturgia como base de la espiritualidad del cristiano». La Intensificación de una buena formación litúrgica de los fieles, especialmente de los más jóvenes para quienes la liturgia debe ser también «la fuente y la cumbre» de su vida cristiana. Conviene que la Palabra de Dios tenga una presencia muy grande y valorada, y que cada cristiano conozca los Evangelios y la Biblia y los haga objeto de su estudio, profundización y oración contemplativa. Otros retos son mejorar las homilías, renovar el cultivo y la difusión de la música litúrgica, promover el arte sagrado, favorecer el proceso de iniciación en la vida cristiana a los que no conocen a Jesucristo, motivar a los cristianos para que participen activamente en la misa dominical y, si es posible, en familia; mejorar la comprensión de la penitencia cristiana y del sacramento de la reconciliación y del perdón, y mejorar también la celebración de las exequias cristianas; así como alentar y fortalecer la piedad popular. Muchos retos para proseguir la renovación de la Iglesia, de acuerdo con la doctrina del Vaticano II, y en el espíritu de una Tradición siempre viva.

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 384 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).