Diego Zambrano López: "Somos conscientes que hoy, más que nunca, hay hambre de Dios"

Coria-Cáceres Diego Zambrano LópezDiego Zambrano López es el rector del Santuario de la Divina Misericordia de Cáceres. El semanario diocesano de información Iglesia en Coria-Cácres le ha realizado una entrevista.

¿Qué significa para usted, como rector del Santuario de la Divina Misericordia, que se haya elegido este lugar como templo jubilar?

La noticia de ser templo jubilar ha supuesto una alegría muy grande y también una responsabilidad, que asumo con respeto y agradecimiento. Soy consciente de las muchas gracias que se derraman en dicho santuario, sobre todo a través del sacramento de la Penitencia. Dios ha permitido que sea testigo de muchos milagros, milagros que no se ven y que dan mucha gloria a Dios porque tienen lugar en el corazón. Este lugar, bendecido por Dios, ha sido, durante todo este tiempo, lugar de gracia y conversión, donde muchas personas han encontrado paz en sus corazones destrozados por las heridas del pecado. Creemos que este año Dios será muy generoso y que, una vez más, saldrá es busca del hijo pródigo, porque “este hijo mío estaba perdido y lo hemos encontrado”.

¿Cuándo se fundó el santuario y cuál era su intención?

El templo donde está ubicado el Santuario de la Divina Misericordia fue construido en tiempos de don Ciriaco Benavente y fue él quien consagró la iglesia que, como muchos de vosotros ya conocéis, tiene un templo grande y una capilla pequeña.

Con la llegada de don Francisco se dio un nuevo paso al constituir la Asociación de Apóstoles de la Divina Misericordia y se coordinó con todos los otros santuarios de la misericordia existentes en España, con el fin de dar culto y fomentar la devoción a la Misericordia. Siempre hemos querido que sea un lugar de encuentro con el Señor, por eso desde el principio hemos tenido claro el objetivo al facilitar especialmente el sacramento de la Reconciliación como fuente de verdadera paz. Somos conscientes que hoy, más que nunca, hay hambre de Dios y necesitamos espacios y momentos de silencio para escuchar a Dios y alimentarnos de su Palabra y de su Amor: la Eucaristía y la adoración al Señor ocupan un lugar privilegiado en nuestro santuario.

También uno de los objetivos es practicar las obras de misericordia y ayudar a los pobres y necesitados, que encuentren allí, no solo el alimento y el vestido que podemos facilitarle, sino sobre todo el sentirse escuchados y queridos por los apóstoles de la misericordia que quieren ser reflejo de lo que reza el lema de este Año Santo: Misericordiosos como el Padre, buscando la dignidad de la persona humana que alcanza su plenitud en Jesucristo.

Durante este año, ¿qué actividades se realizarán desde el santuario?

En primer lugar la Apertura de la Puerta Santa, que será el próximo 19 de diciembre, sábado, a las 20:00 h. Haremos una pequeña peregrinación, como pide el papa, desde la explanada hasta la Puerta de la Misericordia y después celebraremos la Eucaristía, presidida por nuestro obispo. Además, todos los últimos lunes de mes, desde las 8:00 hasta las 20:00 h, estará el Santísimo expuesto para la adoración de los fieles y, al finalizar, un sacerdote, al que invitaremos, hará una predicación sobre la misericordia.

La semana de la Divina Misericordia será este año del 28 de marzo al 3 de abril. Hemos preparado un programa con invitados de interés por su experiencia con la misericordia, en otro momento daremos información detallada. Todas estas actividades se suman a las que venimos realizando diariamente en el santuario.

¿Quién instituyó la fiesta de la Divina Misericordia el II Domingo de Pascua?

Esta pregunta es una pregunta muy apasionante y créeme que faltarían hojas para explicar con detalle toda la historia de esta fiesta…

La fiesta fue instituida por San Juan Pablo II el 30 de abril del año 2000, cuando el papa polaco canonizaba a Santa Faustina Kowalska, religiosa de la Congregación de la Madre de la Misericordia, que durante los años 1936-1938 tuvo unas revelaciones, donde el Señor le encomendaba la misión de recordar al mundo toda la verdad de la misericordia de Dios. Su compatriota Karol Wojtyla en una ocasión hablando de esta devoción dijo unas palabras que siempre he tenido muy presente en mi vida y que las comparto ahora: “Dios es Amor y su relación con nosotros está fundada en la Misericordia. Cuando conocemos y gustamos interiormente esta verdad, el horizonte de nuestra vida se llena de esperanza, por el contrario, cuando ignoramos o rechazamos la misericordia de Dios, inevitablemente, somos presa de la infelicidad. Nosotros creemos firmemente que en la misericordia de Dios el mundo encontrará la paz y el hombre, la felicidad”.

(Pedro Jesús Mohedano – Diócesis de Coria-Cáceres)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).