El Cardenal Parolin en la COP-21: Llegar a un acuerdo global y transformador

El cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, intervino el 30 de noviembre en la apertura de la XXI Conferencia de los Estados Parte en la Convención COP 21 que se celebra en París (Francia) del 30 de noviembre al 11 de diciembre. Después de transmitir a todos los participantes el saludo y el aliento del Papa Francisco para que trabajasen a favor de un éxito fecundo de la COP-21, el purpurado recordó el discurso del Santo Padre el pasado jueves, 26 de noviembre, en el Centro las Naciones Unidas en Nairobi, cuando manifestó el deseo de que la cumbre de París concluyera »con la adopción de un acuerdo global y «transformador», basado en los principios de la solidaridad, la justicia, la equidad y la participación, orientado a la consecución de tres objetivos complejos e interdependientes: mitigar los efectos del cambio climático, luchar contra la pobreza, hacer que florezca la dignidad de la persona humana».
A continuación pasó a enumerar los tres pilares en que se debe asentar ese acuerdo »global y transformador». »El primer pilar -dijo- es la adopción de un claro enfoque ético claro, que inspire los motivos y los fines del Acuerdo de implementar. Sabemos que las personas más vulnerables al impacto del fenómeno del cambio climático son los más pobres y las generaciones futuras, que sufrirán las consecuencias más graves, a menudo sin ser responsables….Ante la urgencia de una situación que requiere la cooperación más amplia posible para lograr un plan común, es importante que este Acuerdo se centre en el reconocimiento tanto del imperativo ético de actuar en un contexto de solidaridad global, como de la responsabilidades comunes pero diferenciadas de cada uno, de acuerdo a sus capacidades y condiciones».
»El segundo pilar se refiere al hecho de que el Acuerdo no sólo debe buscar la manera de ponerlo en práctica, sino también y sobre todo transmitir señales claras que orienten la conducta de todos los sujetos interesados comenzando por los gobiernos, pero también de las autoridades locales, del mundo empresarial, de la comunidad científica y de la sociedad civil. … Para ello es necesario emprender con convicción el camino hacia un economía con bajo contenido de carbono y hacia un desarrollo humano integral… En esta perspectiva, los países con más recursos y capacidad deben predicar con el ejemplo, aportando recursos a los países más necesitados para promover políticas y programas de desarrollo sostenible. Pienso, por ejemplo- explicó el Secretario de Estado- en la promoción de las energías renovables y en la desmaterialización, así como en el desarrollo de la eficiencia energética; o en la gestión adecuada de los bosques, el transporte y los residuos; en el desarrollo de un patrón circular de la economía; en la implementación de programas adecuados, sostenibles y diversificados de seguridad alimentaria; en la la lucha contra el despilfarro de alimentos; en las estrategias para combatir la especulación y los subsidios ineficaces y a veces injustos; en el desarrollo y la transferencia de tecnologías apropiadas».
El tercer y último pilar es la visión del futuro.» La COP-21 no es ni un momento de llegada ni un punto de partida, sino un paso crucial en un proceso que sin duda no termina en 2015 -subrayó el cardenal Parolin- Un acuerdo con una perspectiva temporal amplia debe incluir procesos de revisión compromisos y «seguimiento» transparente, eficientes y dinámicos, capaces de aumentar gradualmente el nivel de ambición y garantizar un control adecuado. Asimismo, se debe considerar seriamente la implementación de modelos de producción y consumo sostenibles y de nuevas actitudes y estilos de vida. Aquí se entra en los campos clave de la educación y la formación, por desgracia, a veces dejados al margen de las negociaciones sobre los Acuerdos internacionales. Las soluciones técnicas son necesarias pero no suficientes si no abordamos a fondo la cuestión de la educación a un estilo de vida sostenible y a una conciencia responsable».
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).