Adviento: con María esperando en su misericordia

jesus_murguiMons. Jesús Murgui     Iniciamos, con el tiempo de Adviento, el peregrinaje del nuevo Año Litúrgico que para toda la Iglesia, en esta ocasión, quedará enmarcado en el Año Santo de la Misericordia.

La humanidad, desde los orígenes, ha vivido una constante espera de los bienes que no nos da nuestra tierra y que el hombre necesita para encontrar sentido a cuanto le acontece, y para tener como una luz que le mantenga en camino, con la esperanza de un cielo nuevo y una nueva tierra.

Animados por la bondad de Dios, reflejada en la preparación que hizo con el pueblo de Israel por medio de la voz de los profetas y de la predicación de Juan, el Precursor, que trataron de disponer a la acogida del Salvador, sale a nuestro encuentro, en estos días de Adviento, la figura singular de María. Ella, escogida para ser la madre de nuestro Salvador, nos muestra de lo que es capaz la gracia de Dios, nos muestra lo que puede ocurrir en el ser humano cuando verdaderamente cree en su misericordia.

Recordemos con gozo, a propósito de María, aquellas sugerentes y afortunadas palabras del Papa Francisco: “María es la que sabe transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura”.

Hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Un estilo hecho de humildad y sabiduría.

María sabe reconocer las huellas del Espíritu de Dios en los grandes acontecimientos y también en aquellos que parecen imperceptibles. Es contemplativa del misterio de Dios en el mundo, en la historia y en la vida cotidiana.

Ella es la mujer orante y trabajadora de Nazaret, y también es Nuestra Señora de la prontitud, la que sale de su pueblo para auxiliar “deprisa” (Lc 1,39). Esta dinámica de contemplar y caminar hacia los demás, es lo que hace de ella un modelo eclesial para la evangelización, un modelo para quienes somos enviados a evangelizar, a anunciar el Evangelio de la Misericordia.

A ella le pedimos para que nuestra conversión pastoral, ante la necesidad de una nueva etapa evangelizadora, sea acogida y servida por toda la comunidad eclesial.

Ella se dejo conducir por el Espíritu, hacia un destino de servicio y fecundidad. Que ella interceda para que vivamos un Adviento, hecho de profunda esperanza, auténtico pórtico de un Año Jubilar en el que contemplemos y toquemos la Misericordia que nos salva, y en el que la gracia no haga signos de esa misma Misericordia para los demás.

+ Jesús Murgui Soriano

Obispo de Orihuela-Alicante

 

Mons. Jesús Murgui Soriano
Acerca de Mons. Jesús Murgui Soriano 139 Artículos
Mons. D. Jesús Murgui Soriano nace en Valencia el 17 de abril de 1946. Recibió la ordenación sacerdotal el 21 de septiembre de 1969 y obispo desde el 11 de mayo de 1996. Estudió en el Seminario Metroplitano de Moncada (Valencia) y está licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca y doctorado en esta misma materia por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. CARGOS PASTORALES Fue coadjutor entre 1969 y 1973 y párroco, en distintas parroquias de la archidiócesis de Valencia, entre 1973 y 1993, año en que es nombrado Vicario Episcopal. Fue Consiliario diocesano del Movimiento Junior entre 1973 y 1979 y Consiliario diocesano de jóvenes de Acción Católica de 1975 a 1979. Fue nombrado Obispo auxiliar de Valencia el 25 de marzo de 1996, recibiendo la ordenación episcopal el 11 de mayo de ese mismo año. Entre diciembre de 1999 y abril de 2001 fue Administrador Apostólico de Menorca. El 29 de diciembre de 2003 fue nombrado Obispo de Mallorca, sede de la que tomó posesión el 21 de febrero de 2004. El 27 de julio de 2012 se hizo público su nombramiento como Obispo de Orihuela-Alicante. El sábado 29 de septiembre de 2012, tomó posesión de la nueva diócesis. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Liturgia desde marzo de 2017. Cargo que desempeña desde el año 2005. Anteriormente, ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral desde 1996 a 1999 y de la Comisión Episcopal del Clero desde 1999 a 2005.