Día de la Iglesia Diocesana: Historias gracias a ti

Mons. Francesc Pardo i ArtigasMons. Francesc Pardo i Artigas        Ser cristiano o cristiana es una gracia de Dios, pero al mismo tiempo lo es gracias a la Iglesia. Quienes nos han precedido han sido responsables de la Iglesia de Girona, cada cual a su manera y desde su responsabilidad. Ahora somos nosotros los responsables del presente y del futuro para continuar la obra de Jesús haciéndola presente y comunicando sus dones.

De la misma forma, muchas otras personas, sin vivir en plenitud la fe por diversos motivos, pero valorando la misión de la Iglesia, han contribuido —y continúan haciéndolo con su acogida y ayuda— a que podamos continuar nuestra misión.

A todas estas personas, debemos darles las gracias por lo que cada una aporta a su comunidad parroquial, a la Diócesis, a los movimientos eclesiales… en cualidades, plegaria, servicios, tiempo, recursos económicos…

He titulado esta reflexión “Historias gracias a ti”, porque son muchas las personas que, gracias a tus aportaciones, se han sentido acogidas, acompañadas, escuchadas, ayudadas, perdonadas, fortalecidas en su fe, esperanza y amor.

 

Algunos hechos:

– Pienso en parroquias con pocos habitantes que han vivido con alegría la restauración de su iglesia gracias a las aportaciones diocesanas fruto de vuestra generosidad. Tal vez no puedan tener Eucaristía cada domingo, pero estiman su iglesia y quieren celebrar en ella los hechos relevantes de su vida y de la vida del pueblo: celebraciones de la Palabra y, cuando es posible, la Eucaristía.

– La acción de las delegaciones de jóvenes, de enseñanza, de catequesis, de familia, de liturgia, de patrimonio cultural… pueden ejercer su misión gracias, ciertamente, a muchas personas voluntarias que dedican su tiempo y cualidades…, pero también gracias a las aportaciones económicas. Muchos jóvenes, niños y familias pueden recibir el mejor tesoro que poseemos para la vida: conocer a Jesús para amarlo y confiar en él.

– Soy testigo del servicio de atención a los enfermos, que en momentos y experiencias muy difíciles se han sentido acompañados, atendidos, confortados, y han recibido los sacramentos que ofrecen consuelo, fortaleza y esperanza. Han comprobado como Jesús sigue hoy acogiendo a los que sufren, autentificando la Proclamación del Evangelio.

– Amar la Iglesia de Girona, amar a los hermanos de esta familia, amar a las personas, sean quienes sean, que acogemos, acompañamos y ayudamos —si es necesario— exige disponer de algunos recursos y medios, aunque haya que hacerlo con sencillez y transparencia…

Hoy es una jornada para deciros a todos: “Gracias por vuestra colaboración y soporte”. Al mismo tiempo, pediros que sigáis amando y valorando nuestra Iglesia desde vuestra pertenencia, con simpatía por su misión y con vuestro sostén económico como cobertura a sus necesidades.

+ Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

 

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 372 Artículos
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.