¿Convivimos con personas santas hoy?

Santiago Arzobispo Julian BarrioMons. Julián Barrio        Dentro de unos días celebraremos la Fiesta de Todos los Santos, conscientes de que lo que en ellos ha sido posible, también puede ser en nosotros si ofrecemos nuestra disponibilidad a Dios y acogemos su gracia en nuestras vidas. En los santos se manifiesta la grandeza de Dios. No nos une ya a ellos la fe y la esperanza. Los santos ya han visto lo que creían y han obtenido lo que esperaban. Nos une a ellos la caridad como amor a Dios y a los hombres. “No son superhombres, sino simplemente hombres, amasados en el mismo barro que nosotros”. Han estado en la misma órbita de nuestros cansados itinerarios de la vida de cada día, teniendo sobre sus cabezas no aureolas sino nuestros mismos problemas, dificultades y preocupaciones. Han buscado siempre la misericordia de Dios en sus vidas, dejándose transformar por su amor. Ellos no tienen algo que nosotros tenemos: el tiempo. Un tiempo que mientras nos sea dado, hemos de aprovecharlo para amar más, purificarnos más y conformarnos más con Cristo.

La santidad es el único remedio contra los males de la tierra. La Iglesia nos enseña que “todos los fieles de cualquier estado y condición son llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad, que es una forma de santidad que promueve aun en la sociedad terrena un nivel de vida más humano”. San Pablo nos recuerda: “Esta es la voluntad de Dios, vuestra santificación” (1Tes 4,3). Estoy seguro de que convivimos con personas santas aunque en el día a día nos pasen desapercibidas.

Al día siguiente de Todos los Santos conmemoramos a la fieles Difuntos. Nos encontramos ante el reto de entender y respetar el sentido cristiano de la muerte y la resurrección en medio de una bella tradición de recuerdos, de oración y convivencia familiar y social. Nuestro pensamiento ha de terminar siempre en la resurrección. Sin ella, según san Pablo, la misma fe resultaría vana y no podríamos hacer otra cosa que afligirnos ante la muerte como los que no tienen esperanza.

En el escenario cultural en que nos encontramos, hemos de procurar que esta vivencia y reflexión no se diluyan en expresiones culturales, llenas de colorido y de fantasía, que no responden a nuestra identidad cristiana. En la solemnidad de Todos los Santos y en la conmemoración de los fieles Difuntos la Iglesia invita a tomar conciencia de nuestra vocación a la santidad, a percibir “las brisa de los cementerios” como decía Theillard de Chardin, a recordar a los familiares difuntos y a rezar por ellos. Y en los hogares esta celebración es una oportunidad para hablar del don de la vida y del verdadero sentido de la muerte.

+ Julián Barrio Barrio,
Arzobispo de Santiago de Compostela

Mons. Julián Barrio Barrio
Acerca de Mons. Julián Barrio Barrio 133 Artículos
D. Julián Barrio Barrio preside la Iglesia Compostelana desde el día 25 de febrero de 1996, fecha en que tomó posesión de la Sede para la que había sido nombrado por el Papa Juan Pablo II el día 5 de enero del mismo año. Cuando este evento se produjo, llevaba ya dos años con nosotros. Había llegado desde la Iglesia hermana de Astorga el día 7 de febrero de 1993 en pleno Año Jubilar, siendo consagrado en nuestra Catedral como Obispo Titular de Sasabe y Auxiliar de su antecesor. Desde octubre de 1994 hasta su nombramiento gobernó la archidiócesis como Administrador Diocesano. Nació en Manganeses de la Polvorosa, provincia de Zamora y Diócesis de Astorga, el 15 de Agosto de 1946. Cursó los estudios de Humanidades y de Filosofía en el Seminario Diocesano de Astorga. Distinciones: - Medalla de Honor de la Universidad en la Licenciatura de Historia de la Iglesia en la Facultad de Historia de la Universidad Pontificia Gregoriana (1974). - Medalla de Oro en el Doctorado en la Facultad de Historia de la Iglesia de la Universidad Pontificia Gregoriana (1976). - Medalla de Oro de la Ciudad de Santiago y Título de Hijo Adoptivo. - Caballero de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén. Miembro de la Confraternidad de Nosa Señora da Conceçao. - Capellán Gran Cruz Conventual “Ad honores” de la S. O. Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta. - Medalla de oro del Concello de Vila de Cruces. Premio de Santa Bona de la Ciudad de Pisa (Italia). Títulos Académicos: Es Licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca (1971), Doctor en Historia de la Iglesia por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma (1976) y Licenciado en Filosofía y Letras, Sección de Geografía e Historia, por la Universidad de Oviedo (1979). Publicaciones: - Félix Torres Amat (1772-1847), Un Obispo reformador, Roma 1977. - La Junta de ancianos de la iglesia de Gibraltar: Anthologica Annua. - Aportación para un epistolario de Félix Torres Amat: Anthologica Annua. - Proceso a un clérigo doceañista: Astorica. - 25 Años de Postconcilio en el Seminario: 25 Años de Ministerio episcopal en la Iglesia Apostólica de Astorga, Astorga 1993. - La formación de los sacerdotes del mañana, (1989). - Peregrinar en Espíritu y en verdad. Escritos Jacobeos (2004). - Peregrinando en esperanza. Lectura creyente de la realidad actual (2007). Cargos: - Bibliotecario del Instituto Histórico Español, anejo a la Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat en Roma, de donde fue Becario. - Secretario de Estudios y Vice-Rector del Seminario Mayor Diocesano de Astorga (1978-1980). - Rector del Seminario Mayor Diocesano y Director del Centro de Estudios Eclesiásticos del Seminario de Astorga (1980-1992). - Profesor de Historia Eclesiástica en el Seminario Mayor y de Historia de España en 3º de BUP y de Contemporánea en COU en el Seminario Menor (1980-1992). - Profesor de la UNED en la sección delegada de Valdeorras en A RUA PETIN (1991-1993). - Miembro del Consejo Nacional de Rectores de Seminarios (1982-1985). - Miembro del Consejo de Consultores del Obispo de Astorga. - Secretario del Consejo Pastoral Diocesano de la diócesis de Astorga (1991-1992). - Nombramiento de Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela el 31 de Diciembre de 1992. Ordenación episcopal el 7 de Febrero de 1993. Responsable de la sección de los Seminarios Mayores en la Comisión Episcopal de Seminario y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. - Obispo Administrador Diocesano de la Archidiócesis de Santiago desde octubre de 1994. - Nombrado Arzobispo de Santiago de Compostela el 5 de enero de 1996, de cuya Sede toma posesión el 25 de febrero. - Presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española (1999-2005). - Miembro de la Permanente de la Conferencia Episcopal Española (Marzo 1999…). - Presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (Marzo 2005-2011). - Miembro del Comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española (2011…).