Mons. Fidel Herráez: «Llego a Burgos para amar y servir a los demás»

 El hasta hoy obispo auxiliar de Madrid y ahora arzobispo electo de Burgos, monseñor Fidel Herráez, ha ofrecido esta mañana en la capital de España una rueda de prensa. En ella ha afirmado que su nombramiento como arzobispo de Burgos es «para amar y servir a los demás», porque así es «como entiende su tarea de obispo»

 

Monseñor Fidel Herráez ha sido nombrado nuevo arzobispo de Burgos. Pocos minutos después de hacerse pública la noticia, ha ofrecido una rueda de prensa en la sala de Medios de Comunicación del Arzobispado de Madrid en la que ha explicado que llega a la diócesis burgalesa para «amar y servir» a los demás. «Así es como entiendo mi tarea de obispo», ha dicho.

Durante su intervención, monseñor Herráez ha pedido que «ninguna persona que quiera caminar en la Iglesia, quede fuera» y ha animado a los burgaleses a «que sean regalo de Dios para los demás».

El nuevo arzobispo tiene pensado iniciar su tarea pastoral en Burgos en poco menos de un mes, el próximo 28 de noviembre a las 12:00 horas. Y tiene pensado hacerlo solo. «Únicamente me llevo a mi mismo. No porque no tenga ganas de llevarme a nadie sino porque quiero contar desde ya con los que están allí», ha explicado.

20 años de obispo auxiliar

Ahora que termina su tarea como obispo auxiliar de Madrid, monseñor Herráez ha hecho balance de los casi 20 años que lleva desempeñando esta tarea. «He procurado pasar desapercibido, hacer un trabajo sencillo, diario, oculto», ha asegurado. «Aquí me he encontrado con tantas personas, rostros concretos, que no hacen ningún ruido pero que permiten a este mundo seguir caminando», ha añadido.

El arzobispo electo de Burgos ha concluido recordando que «la mayor parte de su vida, Cristo estuvo trabajando sin darse a conocer. Yo doy gracias a Dios por poder haber hecho lo mismo y le pido al Señor que me ayude en esta nueva etapa, más pública, que ahora comienzo».

Saludo de Mons. Fidel Herráez a los diocesanos de Burgos

Queridos hermanos todos de la archidiócesis de Burgos:

El Santo Padre me envía a Burgos, como sabéis, encomendándome el cuidado pastoral de esa ya querida diócesis.

Doy gracias a Dios y en Él me apoyo firmemente para la misión que me confía,  me pongo y os pongo en sus manos amorosas de Padre y, en espera de que llegue el momento de encontrarnos, quiero  enviaros mi  saludo  entrañable, fraterno, cordial y muy cercano. Este saludo que envío para todos,  me gustaría que lo recibierais como dirigido personalmente a cada uno de vosotros: a Mons. Francisco Gil Hellín, querido hermano, que ha sido vuestro Arzobispo casi 14  años y es ahora vuestro Administrador Apostólico, a los sacerdotes mayores y jóvenes que conformáis el Presbiterio, a las Comunidades de religiosas y religiosos  de vida contemplativa y apostólica, a los que formáis parte de los demás Institutos de Vida Consagrada, a los  laicos y a sus comunidades parroquiales, a las familias y a los jóvenes, esperanza de futuro  para  la Iglesia y la sociedad. Saludo también a las autoridades civiles, militares y académicas, tanto locales como provinciales y autonómicas, a quienes ofrezco mi leal colaboración desde el Evangelio para el bien común. Y, con cercanía especial, saludo a los ancianos, a  los enfermos y a cuantos sufren por cualquier causa y situación: pobreza, paro, soledad, marginación, desamor, carencia de Dios… A todos os hago llegar este saludo y la  bendición en nombre del Señor.

Desde  que tuve noticia de lo que, a través de la Iglesia,  quiere ahora el Señor de mí, he llevado a la oración  con frecuencia  las  palabras de Jesús: “ Yo os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto” (Jn 15, 16). Sí, Él es quien nos ha elegido. A mí como sencillo y humilde  Pastor vuestro;  y a vosotros como hermanos a los que he de acompañar y confirmar en la fe de la Iglesia, para que caminando juntos demos, hacia dentro de la comunidad  cristiana y hacia afuera, los frutos abundantes del Espíritu. Es Dios el que nos llama, es Él quien nos precede, Él quien nos envía y acompaña. Por sus amorosos designios   nuestras vidas se unen aquí y ahora, para acoger y anunciar gozosamente a Jesucristo llevando su Buena Noticia a todos  nuestros hermanos con  obras de  fe, palabras de esperanza y signos de amor y misericordia. Porque “ser Iglesia, nos dice el Papa Francisco, es ser Pueblo de Dios de acuerdo con el gran proyecto de amor del Padre; y esto implica ser fermento de Dios en medio de la humanidad” (EG, 114).

Siento fuertemente la necesidad de pedir vuestro apoyo y oración para llevar adelante, según el plan de Dios, este ministerio pastoral que se me ha encomendado y que acepto por amor a Él y por amor a vosotros. El Señor es mi Pastor, el único Pastor, y es Él quien me pone a vuestro servicio. Quiero ser vuestro y de todos. Voy a Burgos para quereros y serviros, especialmente a quienes más necesiten la cercanía y el cuidado de la Iglesia y de su Pastor. Desde ahora me tenéis a vuestra entera disposición.

Me encomiendo a Santa María la Mayor, Patrona de la ciudad y de la diócesis, para que Ella nos guíe y acompañe siempre en los caminos que llevan a su Hijo Jesús.

Hasta pronto. Un abrazo con mi afecto y bendición.

+ Fidel Herráez Vegas,

arzobispo electo de Burgos

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39254 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).
ultricies Aenean elementum Donec mattis Phasellus et, ante.UA-57383647-1