Día de la Iglesia Diocesana

Mons. Rafael ZornozaMons. Rafael Zornoza           Queridos hermanos y hermanas:

Un año más, la celebración del Día de la Iglesia Diocesana pone ante nuestros ojos la gran familia que componemos los hijos de Dios y en la que miles de historias, frecuentemente desconocidas, se entrelazan haciendo visible el amor del Padre por sus «hijos más pequeños».

El lema escogido para la Jornada de este año «Una Iglesia y miles de historias gracias a ti» resume la intrínseca unión que existe entre todos nosotros. Lo ha recordado el Papa Francisco en su encíclica Laudato Si cuando destaca la necesidad de recuperar la «conciencia de un origen común, de una pertenencia mutua y de un futuro compartido por todos». (LS 202)

Esta unidad lleva consigo un compromiso para cada uno de nosotros por el que somos llamados a cuidar, en la medida de nuestras posibilidades, de todos aquellos que nos rodean.

La colaboración que, anualmente, realizamos en este Día de la Iglesia Diocesana es una muestra de nuestro sacrificio por el bien del otro, del más cercano al que, cada día, desde diversas instituciones eclesiales, se acoge, ayuda, anima y alienta, materialmente y en su fe. Sólo saliendo de nosotros mismos haremos realidad la petición del Papa «Siempre es posible volver a desarrollar la capacidad de salir de sí hacia el otro. Sin ella no se reconoce a las demás criaturas en su propio valor, no interesa cuidar algo para los demás, no hay capacidad de ponerse límites para evitar el sufrimiento o el deterioro de lo que nos rodea» (LS208).

Nuestra diócesis de Cádiz y Ceuta es ejemplo reconocido de acogida y ayuda. En circunstancias difíciles como las que nos han tocado vivir, la Iglesia gaditana ha sabido responder a las necesidades sociales a través de instituciones de ayuda a los inmigrantes, las distintas Cáritas parroquiales y decenas de voluntarios que atienden a nuestros mayores, a nuestros enfermos en los hospitales y a madres en situaciones difíciles. Esas cientos de historias desconocidas son, junto con vuestra oración y vuestra aportación, las que dotan de vida nuestra iglesia diocesana y para las que hoy vuelvo a pedir vuestra colaboración confiando siempre en la generosidad de quien sabe que Dios le espera en esos pequeños actos de entrega.

Os bendigo de corazón

+Rafael Zornoza
Obispo de Cádiz y Ceuta
Esto es lo que hemos hecho gracias a ti:

Acción Celebrativa
Bautizos: 5.395
Primeras Comuniones: 5.680
Confirmaciones: 1.548
Matrimonios: 1.053

Acción evangelizadora y misionera
Sacerdotes: 196
Misioneros: 32
Catequistas: 1.200
Parroquias: 118
Monasterios: 8

Acción asistencial
Inmigrantes atendidos: 6.944
Personas asistidas a través de las Cáritas parroquiales: 33.321
Ancianos y enfermos asistidos en casas/residencias: 580

– See more at: http://www.obispadodecadizyceuta.org/noticia/dia-iglesia-diocesana-0#sthash.VzgiOp0t.dpuf

Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 332 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.