¿Ya has comenzado catequesis en la parroquia?

braulioarztoledoMons. Braulio Rodríguez       Ya pasaron las vacaciones. ¡Qué lejos las sentimos! Ya pasó el inicio de curso: libros nuevos, nuevas asignaturas, cambio a primaria, secundaria, ESO. Ya pasó el Domund. ¿Estás en Catequesis de Iniciación Cristiana? ¿A qué esperas? ¿A qué llegue Navidad o que vengan las nieves? “Ya hice la Comunión”: ¿y qué pasa por ello? Estás todavía en iniciándote para ser cristiano, amigo y seguidor (discípulo) de Jesús. Eso no se consigue en un año. Habla con tus padres sobre este tema. O hablad con vuestros hijos sobre ello. Sois vosotros, padres cristianos, quienes sois los principales responsables del crecimiento de la fe de vuestros hijos, a ellos os comprometisteis. No basta con que vuestro hijo/a esté apuntado a Religión, e incluso que vayan a un Colegio católico.

Pero ahora, quisiera hablar con vosotros, los chavales sobre el asunto. Me da mucha pena que no aprovechéis estos años para conocer y vivir como amigos de Jesús, porque, muchas veces, quien no lo es de pequeño, no lo es de mayor. No siempre, pero muchas veces, de veras. También me disgusta que vosotros y vuestros padres y mucha más gente crea que Catequesis parroquial sea como si fuera una clase, o alguna de las muchas cosas a las que os apuntan en casa: tenis, inglés, judo, fútbol, caza, taekuondo, etc. Los que habéis recibido ya por primera vez a Jesús en la Eucaristía (Primera Comunión), preguntad a vuestros padres por qué no se preocupan de que cada domingo celebréis la Misa dominical o estéis de nuevo en un grupo de catequesis. Porque antes de la Primera Comunión eran muy exigentes en la parroquia e incluso algunos de enfadaron con el Obispo porque el Directorio de Iniciación Cristiana indica que la Primera Comunión ha de celebrarse en domingo o sábado en la tarde.

Por otro lado, la mayor parte de los catequistas son estupendos y bien preparados o lo están intentando, porque los párrocos deben formarlos bien para que el acto semanal de catequesis os ayude a vosotros a sentiros a gusto en esa hora aproximadamente que os lleva la Catequesis. ¿Por qué, pues, la Catequesis tiene que ser menos importante para vuestra vida que todas esas otras actividades que vuestros padres desean que llevéis a cabo? Además, son compatibles Catequesis y esas otras cosas. A mí me parece que yo, si fuera un chaval de vuestra edad, me sentiría mejor en todas esas actividades deportivas o de aprendizaje sabiendo que en Catequesis me ayudan a ser responsable y a vivir mejor el resto del día. No lo dudes. Y no te dejes engañar, porque hay tiempo para todo, salvo que seas un caprichoso.

En este curso, algunos podréis ya ser ayudados en la Catequesis con el libro “Testigos del Señor”. Este es el segundo catequesis que los Obispos de España. El primero ya le conocéis: “Jesús es el Señor”. “Muchos de vosotros, decimos los Obispos en la presentación, ya habéis recorrido una parte del camino de la Catequesis, y participáis de la vida de la comunidad cristiana, especialmente el domingo en la celebración de la Eucaristía; otros os estáis iniciando. A través de la catequesis conoceréis la historia, la tradición y la vida de la familia de Dios, que es la Iglesia, con sus convicciones, sus costumbres y su lenguaje. El Espíritu Santo, maestro interior de los crecen hacia el Señor, os guiará en este camino y os ayudará a comprender mejor el Evangelio de Jesucristo, a encontraros con Él en la celebración de la fe, a vivir el mandamiento del amor y a orar confiadamente al Padre; a poner los primeros pasos de vuestra personalidad de cristianos”.

Es un Catecismo para que empecéis a crecer en vuestra capacidad de conocer y relacionar cosas, intentando comprender mejor el mundo que os rodea y a preguntaros: “¿Cómo ser felices? ¿Cómo vencer las dificultades? ¿Por qué el sufrimiento? ¿Por qué Dios no impide el mal y se opone a los malvados? ¿Hay contradicción entre la fe y la ciencia?”. Veremos cómo os va. A algunos de vosotros ya os lo preguntaré cuando os vea en las parroquias. Hasta pronto.

X Braulio Rodríguez Plaza

Arzobispo de Toledo

Primado de España

 

Mons. Braulio Rodríguez
Acerca de Mons. Braulio Rodríguez 314 Articles
Don Braulio Rodríguez Plaza nació en Aldea del Fresno (Madrid) el 27 de enero de 1944. Estudió en los Seminarios Menor y Mayor de Madrid. En 1973 obtuvo la Licenciatura en Teología Bíblica en la Universidad Pontificia de Comillas. En 1990 alcanzó el grado de Doctor en Teología Bíblica por la Facultad de Teología del Norte, con sede en Burgos. Ordenado presbítero en Madrid, el 3 de abril de 1972. Entre 1984 y 1987 fue miembro del Equipo de Formadores del Seminario Diocesano de Madrid. Fue nombrado obispo de Osma-Soria el 13 de noviembre de 1987, siendo ordenado el 20 de diciembre. En 1995 fue nombrado obispo de Salamanca. El 28 de agosto de 2002 se hizo público su nombramiento por el Santo Padre como arzobispo de Valladolid. Benedicto XVI lo nombró Arzobispo electo de Toledo, tomando posesión de la Sede el día 21 de junio de 2009. Es el Arzobispo 120 en la sucesión apostólica de los Pastores que han presidido la archidiócesis primada.