Luis Ricardo Fernández Sánchez: "La dimensión espiritual es importante dentro del ámbito de la salud"

Oviedo Luis Ricardo FernándezEntrevista al nuevo Delegado episcopal de Pastoral de la Salud de la diócesis de Oviedo, el sacerdote Luis Ricardo Fernández Sánchez

-¿Cómo describiría su labor en Pastoral de la Salud?

La tarea fundamental del Delegado es coordinar y organizar la Pastoral de la Salud en la diócesis. Para ello tenemos un Plan Pastoral diocesano (PDD), que  lo aborda en el objetivo específico número 3, dentro de la Comisión Caridad y Servicio, donde se encuentran otras Delegaciones e instituciones como Cáritas, Pastoral Penitenciaria o Manos Unidas.

Yo creo que cualquier acción pastoral diocesana tiene que basarse en este PPD, que está vigente hasta 2018. En función de ello, hay algunas líneas de actuación que se nos proponen y que intentaremos poner en marcha a lo largo de este año.

-¿Cómo está organizada la Pastoral de la Salud en la diócesis?

Habría que dividir en tres ámbitos la labor que se hace desde Pastoral de la Salud: en las parroquias, en los hospitales y luego otro elemento importante que a veces está olvidado, que son las residencias de ancianos.

Hay algunas parroquias en la diócesis en las que la Pastoral de la Salud está muy bien organizada y cuenta con mucha gente colaborando. Por otro lado, hay capellanes en todos los centros hospitalarios públicos y también en alguno privado, en concreto el Centro Médico, en Oviedo. Después hay capellanes en algunas residencias de ancianos, públicas y privadas, y éste es uno de los retos que tenemos ahora mismo, la organización de la atención pastoral en estas residencias.

En cuanto a los hospitales, son muchos los centros que tenemos en la región, y para atenderlos tenemos en torno a 25 capellanes.

-Precisamente en los hospitales la misión del capellán es estar junto a los enfermos y las familias que lo solicitan. ¿Cómo son recibidos?

En realidad hay de todo. A veces uno es bien recibido, y otras veces, simplemente, no eres recibido. Pero es una actitud tanto por parte de los enfermos como por parte de la familia o de algunos profesionales sanitarios, que no entienden que la salud es un todo y la dimensión espiritual es una dimensión importante dentro de ella, de hecho la OMS la reconoce como tal.

-¿Es frecuente que los familiares o enfermos soliciten la extrema unción?

Menos que antes. Nos pueden llamar diariamente en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) para dos o tres unciones, mientras que la gente que fallece diariamente en el hospital son alrededor de diez personas. Probablemente algunos ya les han puesto la unción en sus parroquias. También puede ser que haya alguna situación de desconocimiento, por eso los capellanes queremos que cuando haya algún enfermo de las parroquias los párrocos nos lo comuniquen para poder establecer una relación de cercanía al paciente.

-Esta pasada semana acudió a un Simposio nacional sobre Pastoral de la Salud, ¿en qué consistió?

Efectivamente, nos reunimos en El Escorial casi 200 personas en un encuentro que llevaba como título “Claves para una Pastoral evangelizadora en los hospitales”. Participamos capellanes,  voluntarios, diáconos, religiosos y religiosas con una formación y sensibilidad hacia el mundo de la salud. Gente, en resumen, con  una preocupación hacia la dirección que debe tomar la Pastoral de la Salud en hospitales y centros sanitarios. De nuestra diócesis acudimos el Vicario general, Jorge Juan Fernández Sangrador, el capellán del Centro Médico de Oviedo, el padre Fermín Rodríguez Campoamor, y un servidor.

-Entre otros temas, se trató el de los cuidados paliativos y su atención espiritual.

Sí, observándose que en algunos centros sí que hay integración plena de asistencia espiritual y religiosa en los cuidados paliativos, y en otros no tanto. La postura de la Iglesia en este sentido es la de respetar la vida, excluyendo el encarnizamiento terapéutico: no decimos “hay que estar sufriendo hasta el final, de cualquier modo”, pero tampoco defender que a un enfermo terminal se le mate, sino que tiene que haber una muerte digna, que no significa la eliminación del sujeto, sino el ayudarle a que muera con dignidad.

-¿Qué papel han de jugar los laicos en este ámbito?

Actualmente tenemos grupos de pastoral de la salud en parroquias que están trabajando muy bien, compuestos fundamentalmente por laicos que visitan a enfermos y ancianos en sus casas. Pero hay diócesis donde, en los hospitales, las labores de capellanía las llevan a cabo sacerdotes, pero también religiosos y laicos. En Asturias no hay nada así, pero está claro que es un reto a asumir para potenciar la labor que se lleva a cabo en los hospitales.

(Iglesia en Asturias)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40228 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).