Seis nuevos sacerdotes para la diócesis

SaizMenesesMons. Àngel Saiz Meneses           Se celebra hoy el Domingo Mundial de la Propagación de la Fe, resumido en la palabra “Domund”. Es la principal de las jornadas misionales de todo el año. Promueven esta jornada las Obras Misionales Pontificias y su finalidad es espiritual y material: orar por los misioneros y misioneras y ayudar a sus obras con los recursos económicos que se recaudan en la colecta que se efectúa hoy en todos los templos. A la vez, hoy es un día de fiesta grande para nuestra diócesis porque impondré las manos a seis diáconos de  nuestro Seminario Diocesano que recibirán la ordenación presbiteral: Walter Cifuentes, Arturo Fabregat, Guillem López, Andrés Ramírez, Hernán Urdaneta y Agustín Villalba.

Este año el Domund tiene como lema “Misioneros de la misericordia”, en sintonía con el Año Santo de la Misericordia que comenzará el próximo 8 de diciembre. También coincide con el Sínodo dedicado a la familia. Y el Papa presidirá hoy la canonización de una española: María Isabel Salvat Romero, que en religión adoptó el nombre de María de la Purísima, o María de la Inmaculada Concepción. Fue la superiora general de las Hermanas de la Compañía de la Cruz, muy queridas sobre todo en Andalucía, donde vienen a ser como las religiosas de la Madre Teresa de Calcuta en el cuidado de los pobres y de los enfermos. De María Isabel se dice que, a pesar de ser superiora general, quería realizar los trabajos más humildes. Su ideal era trabajar sin figurar, fomentando un clima de confianza y serenidad.

Junto con esta canonización, el Papa procederá a tres beatificaciones: el sacerdote diocesano italiano Vincenzo Grossi, fundador del instituto religioso de las Hijas del Oratorio (1845-1917) y también  un matrimonio, el que formaron Luis Martín y Celia Guérin, franceses y padres de Santa Teresa del Niño Jesús. Quienes hayan leído la Historia de un alma, escrita por la santa de Lisieux ya conocen a sus padres, de los que la santa habla con frecuencia en su obra. Un matrimonio cristiano, sencillamente heroico en el conjunto de su vida. El padre había trabajado como relojero y joyero. La madre dirigía una pequeña artesanía de encajes de Alençon, ciudad donde nacieron los hijos. Era una familia  de clase media de finales del siglo XIX con nueve hijos.

Volvamos al Domund y a las ordenaciones presbiterales de hoy. Recordemos que la familia es el primer ámbito de la transmisión de la fe y también es el primer ámbito para descubrir la propia vocación. Por ello debemos  potenciar la cultura de la vida y también la cultura de la vocación, para que los matrimonios acojan generosamente el don de la vida y valoren la vocación sacerdotal de un hijo como el más gran regalo del Señor. Esta llamada es signo inequívoco de la bendición de Dios sobre aquella familia. Los padres están llamados a educar a sus hijos en la fe y en la disponibilidad y seguimiento de la voluntad de Dios. De esta manera les ayudan a crecer como personas y como creyentes, a encontrar la felicidad y la alegría. Así, la familia viene a ser  como un primer seminario donde pueden germinar las semillas de vocación. Que el Señor nos conceda por intercesión de María  las vocaciones que nuestras diócesis necesitan.

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 388 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.