Santa Teresa de Jesús, Patrona del Cuerpo de Intendencia Militar

Castrense AvilaEntre los Peroles tambien anda Dios

Por José Manuel León Gómez

La hija de una familia noble, mimada por el cariño solícito con que la criaron y alentó su vehemente  imaginación; junto con la frecuencia de practicas piadosas, hicieron despertar muy pronto, el ardor místico de TERESA SÁNCHEZ CEPEDA DÁVILA Y AHUMADA, hasta el punto de soñar con el martirio, a su corta edad de siete años. Después de recibir una refinada educación, cultural y social, dentro de los usos que su elevada situación, exigían en la época. Y oír la llamada de Dios, decidió seguir su vocación religiosa, logrando ingresar en el monasterio que “El Carmelo” tenía en Avila, su ciudad natal. Profesando en 1.534, con el nombre religioso, de Teresa de Jesús. Desde donde, sus aspiraciones a la perfección completa, la hicieron emprender la reforma de la Orden del Carmen, fundando un total de diecisiete conventos de la nueva observancia. No sin tropezar con obstáculos promovidos por algunos miembros de la jerarquía eclesiástica, que no veían con buenos ojos, dicha reforma, hasta el extremo de ser llamada por el Nuncio y de forma despectiva: “fémina inquieta y andariega”. Mientras, por el contrario, contaba con el apoyo de un grupo de amigos, como Francisco de Borja, Pedro de Alcántara, Juan de la Cruz, Jerónimo Gracian… de los cuales, el que no era santo, era lo más parecido.

Además de sus fundaciones, dejó toda una obra literaria impregnada de su amor a Dios, a las almas y a la Iglesia; en libros llenos de celestial doctrina, como son: “Su Vida” (que fue denunciado a la Inquisición), “Camino de Perfección”, “Concepto del Amor de Dios”, “Castillo Interior o Las Moradas”, “Libro de Las Relaciones”, “Libro de Las Fundaciones”, “Libro de Las Constituciones”, “Libro de Los Avisos”, “Modo de Visitar los Conventos de Religiosas” y otros muchos más.  La maestra de espiritualidad, murió el año de 1582, a la edad de setenta y seis años, en su fundación de Alba de Tormes (Salamanca).

Su beatificación, fue declarada por el papa Paulo V, en el año 1614; para ser canonizada ocho años más tarde, por el papa Gregorio XV, en 1622. Hasta que a los cinco años de la canonización, en 1627, el papa Urbano VIII, la declaró Doctora de la Iglesia, primera mujer distinguida con este titulo, por el Vaticano.

El Cuerpo de Intendencia Militar, dedicado a la redacción de los presupuestos de gastos del Ejército a que pertenezca el Cuerpo; organización y dirección de los servicios de subsistencia de los mismos. Sistema de importante modificación institucional surgido en la América Hispana, fue la base de las reformas planeadas por Carlos III. Creándose en Río de la Plata, pasó a Lima y a Nueva España, para extenderse por la totalidad de la América Española. La tiene como Patrona, desde que coincidiendo con el IV centenario del nacimiento y bautismo de la Santa Abulense; el subintendente militar, D. Ángel Aizpuru y Mondéjar, tras una votación, donde hubo algún que otro partidario, del nombramiento de la Inmaculada Concepción, como patrona del Cuerpo. Interpretando el sentir generalizado de los Intendentes Españoles, solicitó  del Intendente General Soto. La elevación de dicha solicitud, a S.M. el Rey. Que con el informe favorable del Obispo de Sión, D. Jaime Cardona Tur, Provicario Castrense. Por una R.O. de veintidós de julio de 1915, Don Alfonso XIII, se sirvió nombrar a la ínclita Dra. Santa Teresa de Jesús; Patrona de la Academia de Avila, Cuerpo y Tropa de Intendencia.

Para conmemorar, en este año de 2015, el primer centenario de la proclamación del patronazgo de la Santa de Ávila, que aseveraba “QUE TAMBIEN ENTRE PUCHEROS ANDA DIOS”, sobre la Intendencia Española y su Academia sita en la misma ciudad castellana. Centenario coincidente con el V de su nacimiento. El Arzobispo Castrense, Monseñor Juan del Río, publicó el veintitres de julio de este año, la Carta pastoral “Santa Teresa y la Intendencia”, en la que deja claro, que este acontecimiento, no se debe quedar en el recuerdo de un pasado glorioso, siendo por el contrario, motivo de consideración profunda, sobre la fuente de renovación, moral y social, que son los santos, casi siempre en momentos difíciles de la Historia.

Haciendo ver como en la misma Ciudad, donde nacieron la Santa y la Academia; Teresa y la Intendencia, comparten virtudes así como, patriotismo, espíritu de servicio, abnegación, honor, obediencia, disciplina y lealtad. Haciendo hincapié, el Sr. Arzobispo, sobre esta celebración, que es una invitación a superar esta crisis de valores religiosos que estamos atravesando, en este, mal llamado, progresismo laico. Donde la Patrona del Cuerpo, nos muestra los valores trascendentales, que todo hombre alberga en su corazón, tanto civiles como militares. Siendo la fe, humanización en las relaciones castrenses y nunca obstáculo en el desarrollo de la vocación y profesión militar.

La festividad de Santa Teresa Doctora de la Iglesia, a celebrar el quince de octubre, cuenta con “Misa Propia” en la liturgia española, con la siguiente oración: ¡ Oh Dios salvador nuestro¡ Escuchad nuestros ruegos; y así como nos alegramos con la festividad de vuestra bienaventurada Virgen Teresa, así también nos nutramos con los manjares de su celestial doctrina, y nos instruyamos en el afecto de su piadosa devoción. Por N.S.J.

El Cuerpo de Intendencia del Mariano Ejercito Español, en el día de su Patrona, la Mariana Teresa de Avila, hija entregada sin reservas a su Madre Celestial, Reina y Hermosura del Carmelo. En la Eucaristía a celebrar en fecha tan entrañable, hará el siguiente Ofertorio: “Encendióse en mi corazón como un fuego abrasador, y penetró en mis huesos, y desfallecí no pudiendo resistirlo”.

(José Manuel León Gómez. Sevilla. Arzobispado Castrense)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43836 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).