A las puertas del Sínodo de los Obispos

HoyoLopezRamonMons. Ramón del Hoyo         Queridos fieles diocesanos:

1. Coincidiendo con el cincuenta aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II y de la institución en la Iglesia de los Sínodos de los Obispos, por parte del Beato Pablo VI, se celebrará en Roma, entre los días 4 de octubre hasta el 25 del mismo mes, un nuevo Sínodo que tratará el tema de la vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo.

Ya el año pasado, en este mismo mes de octubre, se celebró también en Roma la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización, como recordarán.

2. El Santo Padre, el Papa Francisco, ha confiado a toda la Iglesia durante estos meses, entre ambos acontecimientos eclesiales, el deber de “madurar, con verdadero discernimiento espiritual, las ideas propuestas y encontrar soluciones concretas a tantas dificultades y a los innumerables desafíos que las familias tienen que afrontar” (Discurso en la conclusión de la III Asamblea General, 18 de octubre de 2014).

Los fieles de todas las Iglesias particulares del mundo han sido implicados en el proceso de reflexión del próximo Sínodo. Han llegado a la Secretaría General del Sínodo sugerencias y aportaciones de universidades, parroquias, grupos, congregaciones y otras muchas agrupaciones. También lo ha hecho nuestra Diócesis, enviando sus ricos resultados a través de la Secretaría General de la Conferencia Episcopal Española.

3. Este proceder de las Diócesis en todos los Continentes nos habla a las claras del interés que ha suscitado en toda la Iglesia el tema crucial de la familia.

El mismo Santo Padre, a través de sus catequesis, audiencias generales y otras intervenciones recientes, como sus dos cartasMotu proprio que se dieron a conocer el pasado día 8 de septiembre sobre importantes reformas en los procesos de nulidad matrimonial, indican su participación personal en este camino común eclesial[1].

Hemos de destacar también que la celebración del próximo Sínodo se sitúa en el marco del Jubileo extraordinario sobre la Misericordia. Convocado por el Papa en la Bula Misericordiae vultus (el rostro de la misericordia) dará comienzo el próximo día de la Inmaculada, 8 de diciembre, en Roma y en las demás diócesis del mundo de forma simultánea.

4. Los trabajos sinodales de los Obispos, reunidos en torno al Papa, tendrán como tres momentos ya programados: la escucha, para mirar la realidad de la familia hoy, en la complejidad de sus luces y sombras; la mirada fija en Cristo, para repensar con renovada frescura y entusiasmo lo que la revelación… nos dice sobre la belleza y sobre la dignidad de las familias; y la confrontación con el Señor Jesús, a fin de discernir los caminos para renovar la Iglesia y la sociedad en su compromiso por la familia, basada en el matrimonio entre hombre y mujer” (Introducción del Instrumentum laboris sinodal).

Serán veintiún días de un Pentecostés que se extiende en el tiempo. Se nos invita a la oración junto con María Santísima y toda la Iglesia. Necesitamos seguir profundizando, como creyentes, en la institución familiar en sus diversos contextos para seguir anunciando, sin descanso, el Evangelio de la familia, como sujeto imprescindible de evangelización.

Mi saludo en el Señor

+ Ramón del Hoyo López
Obispo de Jaén

[1] Estas cartas pontificias, son Decretos que reforman el proceso canónico para las causas de declaración de nulidad del matrimonio canónico, favoreciendo su mayor sencillez y rapidez. Llevan por título: Mitis Iudex Dominus Iesus (El Señor Jesús, Juez Clemente) y Mitis et misericors Iesus (Jesús clemente y misericordioso). Las firmó el Santo Padre, el Papa, el 15 de agosto de este año y se han hecho públicas el día 8 de este mes de septiembre.

Mons. Ramón del Hoyo
Acerca de Mons. Ramón del Hoyo 149 Articles
Mons. Ramón del Hoyo nació el 4 de septiembre de 1940 en Arlanzón (Burgos). Cursó estudios en los Seminarios Menor y Mayor de Burgos, entre 1955 y 1963. Obtuvo la Licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Salamanca (1963-1965) y el Doctorado en la Pontificia Universidad Angelicum (1975-1977). Fue ordenado sacerdote para la archidiócesis de Burgos el 5 de septiembre de 1965. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis burgalesa. Comenzó como coadjutor de la parroquia de Santa María la Real y Antigua y Director espiritual de la Escuela media femenina “Caritas”, entre 1965 y 1968. Desde este último año y hasta 1974 fue Notario eclesiástico y Secretario del Tribunal Eclesiástico. Además, en el año 1972 fue nombrado Provisor-adjunto de la Curia de Burgos y en 1978 Provisor, cargo que desempeñó hasta 1996. También fue Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico Metropolitano desde el año 1978 y hasta 1993, cuando fue nombrado Vicario General y Canónigo y Presidente del Capítulo Catedral Metropolitano. Estos cargos los compaginó, desde 1977 y hasta su nombramiento episcopal, con la docencia en la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos, como profesor de Derecho Canónico. El 26 de junio de 1996 fue nombrado obispo de Cuenca y recibió la ordenación episcopal el 15 de septiembre del mismo año. El 19 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo de Jaén, diócesis de la que tomó posesión el 2 de julio de 2005. El papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de esta diócesis el 9 de abril de 2016 y le nombra administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor,el 28 de mayo de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, de la que fue presidente de 2005 a 2011. Ha sido miembro del Consejo de Economía desde 2012 a 2017. También fue miembro de la “Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia”, que se creó con el encargo de preparar la Declaración y la promoción de la figura del nuevo Doctor.