Por los refugiados y migrantes. Colecta extraordinaria y oraciones

ramondelhoyolopezMons. Ramón del Hoyo     Queridos fieles diocesanos:
1. La Diócesis de Jaén está dispuesta a colaborar y apoyar de forma generosa la acogida de personas refugiadas y desplazadas, que llegan a estas tierras del Santo Reino. No podemos guardar silencio ante las constantes noticias que martillean nuestros ojos y nuestros oídos, día tras día.
Son dramas, a menudo ligados a políticas internacionales complejas, pero los cristianos estamos invitados a vivir y apoyar una sincera fraternidad universal. Somos todos hijos de Dios y, por encima de cualquier circunstancia, hemos de mirar al futuro con esperanza y construir un mundo cada día mejor.
Nuestra vocación nos lleva a tender la mano, sin cálculos y sin temor, a quienes nos necesiten, como Jesús de Nazaret se inclinó a lavar los pies a los apóstoles. Por este camino lograremos recibir en nuestras vidas, el amor y la misericordia de Dios nuestro Padre, reflejados en tantos rostros que nos miran. No volvamos nuestros ojos para otro lado.
 2. Nos ha invitado a ello el Papa Francisco y queremos responder a su propuesta. Nos sumamos, asimismo, a la oferta clara de la Conferencia Episcopal Española, Cáritas Nacional, CONFER, Justicia y Paz y otras instituciones de la Iglesia. Así se lo he expresado también personalmente a nuestras autoridades competentes en esta materia en la provincia de Jaén. La Diócesis ha encomendado estos servicios y apoyos a Cáritas diocesana, coordinándose cualquier actuación desde Vicaría General del Obispado.
Este llamamiento del Papa, del pasado día 6 de septiembre, se dirigía como sabrán: a Parroquias, comunidades religiosas, monasterios y santuarios de toda Europa. La Iglesia católica tiene una larga y continuada experiencia de siglos, para responder a estas situaciones, pero hemos de caminar, por ahora, por los caminos que nos indiquen, abiertos a nuestra pronta colaboración.
3. De momento, en nuestras Diócesis, de acuerdo con los consejos diocesanos y Cáritas, hemos aprobado lo siguiente:
a) Destinar la colecta íntegra del Domingo, 1 de Noviembre, Solemnidad de Todos los Santos, a favor de Cáritas diocesana con el fin de poder apoyar a estas personas, así como a los migrantes y temporeros en la próxima campaña de la aceituna en Jaén.
b) Elevar al Señor oraciones especiales a favor del colectivo de refugiados y desplazados, en la forma que tenga a bien organizar, con los fieles encomendados, párrocos y capellanes, así como encomendar a las personas fallecidas, en su intento de encontrar un nuevo futuro, el día 2 del mismo mes, en la conmemoración de todos los fieles difuntos.
4. “Carne de Cristo” llamó recientemente el Papa Francisco a los refugiados. También los migrantes y sin papeles, que viven algunos desde tiempo entre nosotros, deben formar parte de nuestra preocupación pastoral como los primeros. La misericordia de Dios incluye a todas las personas, sin excepción, y no podemos callar ante tantas tragedias sin respuesta.
 Estos hermanos nuestros nos brindan, además, la ocasión para poner en práctica las obras de misericordia y así poder escuchar un día las palabras de Jesús: “Venid, vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed  y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme” (Mt. 25, 34-36).
Con mi afecto agradecido en el Señor.
+ Ramón del Hoyo López
      Obispo de Jaén
Mons. Ramón del Hoyo
Acerca de Mons. Ramón del Hoyo 149 Articles
Mons. Ramón del Hoyo nació el 4 de septiembre de 1940 en Arlanzón (Burgos). Cursó estudios en los Seminarios Menor y Mayor de Burgos, entre 1955 y 1963. Obtuvo la Licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Salamanca (1963-1965) y el Doctorado en la Pontificia Universidad Angelicum (1975-1977). Fue ordenado sacerdote para la archidiócesis de Burgos el 5 de septiembre de 1965. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis burgalesa. Comenzó como coadjutor de la parroquia de Santa María la Real y Antigua y Director espiritual de la Escuela media femenina “Caritas”, entre 1965 y 1968. Desde este último año y hasta 1974 fue Notario eclesiástico y Secretario del Tribunal Eclesiástico. Además, en el año 1972 fue nombrado Provisor-adjunto de la Curia de Burgos y en 1978 Provisor, cargo que desempeñó hasta 1996. También fue Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico Metropolitano desde el año 1978 y hasta 1993, cuando fue nombrado Vicario General y Canónigo y Presidente del Capítulo Catedral Metropolitano. Estos cargos los compaginó, desde 1977 y hasta su nombramiento episcopal, con la docencia en la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos, como profesor de Derecho Canónico. El 26 de junio de 1996 fue nombrado obispo de Cuenca y recibió la ordenación episcopal el 15 de septiembre del mismo año. El 19 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo de Jaén, diócesis de la que tomó posesión el 2 de julio de 2005. El papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de esta diócesis el 9 de abril de 2016 y le nombra administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor,el 28 de mayo de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, de la que fue presidente de 2005 a 2011. Ha sido miembro del Consejo de Economía desde 2012 a 2017. También fue miembro de la “Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia”, que se creó con el encargo de preparar la Declaración y la promoción de la figura del nuevo Doctor.