Próximas Ordenaciones Sacerdotales

eusebiohernandezobtarazonaMons.  Eusebio Hernández        Queridos hermanos y amigos:

Con gran alegría os anuncio las ordenaciones sacerdotales que el próximo sábado 26 de septiembre tendremos en nuestra S. I. Catedral, a las 11 de la mañana . Todos estáis invitados a participar en ellas acompañando a los nuevos sacerdotes y también os pido vuestra oración por ellos.

Los ordenandos son Esteban-Mauricio Barahona Picado César-Alejandro D’Arbelles Benavides , ambos naturales de Costa Rica. En su país estuvieron unidos desde jóvenes a la pastoral de los Agustinos Recoletos y con ellos comenzaron la vida religiosa. En su país realizaron los estudios filosóficos y tras ellos comenzaron el noviciado en Monteagudo.

El noviciado es un intenso tiempo de formación para la vida religiosa, en este caso para la vida agustina recoleta pero, a la vez, es un tiempo de discernimiento para saber cómo vivir la llamada que Dios hace. En este tiempo descubrieron que el Señor los llamaba pero no a una vida religiosa sino sacerdotal. Tras un periodo de discernimiento fueron admitidos en nuestro Seminario donde han vivido completando su formación espiritual e intelectual con los estudios de la Teología.

Además de la vida del Seminario han estado vinculados al arciprestazgo del Huecha en el que han atendido distintas realidades actividades pastorales en colaboración con los sacerdotes de la zona.

A través de la ordenación sacerdotal, César Alejandro y Esteban Mauricio, como decía el papa Francisco en la homilía de la últimas ordenaciones sacerdotales en el Vaticano, en el pasado mes de abril: Serán en efecto configurados con Cristo Sumo y Eterno Sacerdote, o sea, serán consagrados como auténticos sacerdotes del Nuevo Testamento, y con este título, que los une en el sacerdocio a su obispo, serán predicadores del Evangelio, pastores del pueblo de Dios, y presidirán los actos de culto, especialmente en la celebración del sacrificio del Señor.

Rezamos para que su fidelidad a este don recibido se mantenga en ellos hasta la muerte y que la alegría de este día sea la nota característica de su ministerio, superando con la ayuda del Señor todas las dificultades y problemas.

No me cansaré nunca de insistir en la importancia que tiene que todos los fieles recen siempre y mucho por los sacerdotes. Todos sabéis que son tiempos difíciles para la vida sacerdotal, incomprendida a veces por muchos y con muchas pruebas que cada día hay que superar. El apoyo afectivo y espiritual del Pueblo de Dios es, por lo tanto, cada día más necesario.

Oremos también por nuestros seminaristas y pidamos que el Señor suscite vocaciones en nuestra Diócesis.

Nos damos la enhorabuena por este regalo que el Señor nos hace con estos dos sacerdotes y felicitamos a  Esteban Mauricio y César Alejando, que el Señor os bendiga siempre.

Con todo afecto os saludo y bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR

Obispo de Tarazona

20 de septiembre de 2015

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 240 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.