Evangelizador de California

SaizMenesesMons. Àngel Saiz Meneses          Dentro del viaje que el Papa Francisco va a realizar este mes de septiembre a Estados Unidos, el día 23 canonizará al misionero Franciscano Junípero Serra, que ya fue beatificado por san Juan Pablo II el 25 de septiembre de 1988. La ceremonia tendrá lugar en Washington, en la basílica del santuario nacional de la Inmaculada Concepción.

El Papa ha querido reconocer así la gran tarea evangelizadora que realizó este franciscano mallorquín en la costa oeste de los Estados Unidos. Con toda razón ha sido calificado como el evangelizador de California. Ya el pasado 2 de mayo, el papa Francisco celebró una misa en el Pontificio Colegio Norteamericano de Roma dentro de una jornada de reflexión dedicada a recordar a este beato franciscano nacido en Petra (Mallorca) en 1713 y fundador de un rosario de misiones en la Alta California. Estas misiones con el tiempo crecerían para convertirse en importantes ciudades como Los Ángeles, San Francisco, San Diego o Sacramento.

Como un signo del reconocimiento que tiene en Estados Unidos la figura de este mallorquín baste decir que es el único europeo que tiene una estatua en el Capitolio norteamericano, en representación del estado de California. Aunque su labor misionera haya recibido algunas críticas, primero la beatificación y después la próxima canonización significan que la Iglesia reconoce la santidad personal y la labor evangelizadora de Junípero Serra.

Fray Junípero después de doctorarse en Filosofía en su isla natal, sintió muy pronto la llamada misionera del nuevo mundo. En las misiones que fundó cristianizaba y a la vez enseñaba a los indígenas agricultura y ganadería. Después de la expulsión de los jesuitas que actuaban en la entonces llamada Nueva España, el mallorquín recibe la orden de ponerse al frente de un grupo de 16 misioneros destinado a atener la población indígena y europea primero de la Baja y después de la Alta California. La primera fundación española fue la misión de San Diego de Alcalá, seguida por nueve misiones más impulsadas por Serra.

Junípero Serra murió en 1784 en la misión de San Carlos Borromeo, en Monterrey, California. En la basílica de esta misión descansan sus restos mortales. En la última etapa de su vida su trabajo fue enorme, pues en la Alta California creó 24 misiones. Su secreto –como se ha escrito- fue “poner a raya a soldados, colonos y autoridades políticas”. Una tarea no fácil, en la que tuvo que poner a prueba su sentido de la justicia y de los derechos humanos y su amor a las lenguas indígenas, que aprendió y a las que tradujo el catecismo.

Muy joven, había entrado en los franciscanos y sacrificando una vocación intelectual y universitaria –era un religioso ilustrado- sintió la vocación misionera, que afrontó a pesar de toda las ambigüedades que la acompañaban en la etapa de la colonización. Al elevarlo a los altares, el papa Francisco nos invita a ser  evangelizadores también en el presente, a la vez que hace un reconocimiento a los valores de la comunidad hispanoparlante y latinoamericana, cada vez más numerosa e influyente en los Estados Unidos.

 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 392 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.