Caminando hacia el Jubileo de la Misericordia (y II).

eusebiohernandezobtarazonaMons. Eusebio Hernández            Queridos hermanos y amigos:

En este domingo quiero seguir reflexionando con vosotros sobre el próximo año jubilar de la Misericordia.

LA BULA MISERICORDIAE VULTUS

La bula por la que se convoca el año jubilar tiene por título,   Misericordiae Vultus, fue publicada el 11 de abril de 2015. Una bula es un documento oficial que el mismo Papa firma y sella y que, de una manera solemne, en este caso, convoca a toda la Iglesia a celebrar el Año Jubilar Extraordinario.

Os invito a que la leáis ya que nos presenta una síntesis teológica sobre la misericordia. En ella nos recuerda la misericordia, no como una palabra abstracta, sino como el rostro de Dios, la acción cotidiana de Jesús y la forma a través de la cual se expresa de una manera convincente la credibilidad de la Iglesia.

El rostro misericordioso de Dios lo hemos visto en Nuestro Señor Jesucristo, como nos dice el Papa en la oración que ha redactado por el Jubileo: Tú eres el rostro visible del Padre invisible, del Dios que manifiesta su omnipotencia sobre todo con el perdón y la misericordia.

LEMA Y LOGO DEL JUBILEO

Para sintetizar el propósito de este Jubileo se ha elegido una frase o lema:Misericordes sicut Pater   – Misericordiosos como el Padre  – . Asimismo se ha buscado una imagen o logo que nos lo hagan presente: el Buen Pastor que lleva sobre sus hombros a la humanidad.

El lema está tomado del Evangelio de San Lucas (6,36), en esa frase se nos propone vivir la misericordia siguiendo el ejemplo del Padre, que pide no juzgar y no condenar, sino perdonar y amar sin medida.

El logo ha sido realizado por el jesuita Marko Rupnik, nos presenta la imagen de Cristo  que carga sobre sus hombros al hombre extraviado, destaca la imagen de Jesús que toca la carne humana y lo hace con un amor capaz de cambiarle la vida.

EL CALENDARIO DEL AÑO JUBILAR

Como ya os indicado más arriba el inicio de este año será el día 8 de diciembre solemnidad de la Inmaculada; como el mismo Papa nos dice en la Bula del Jubileo (4), ha elegido ese día: en el quincuagésimo aniversario de la conclusión del concilio ecuménico Vaticano II , esta iniciativa pretende que, la Iglesia sienta la necesidad de mantener vivo este evento.

Tras la apertura del Jubileo, el domingo siguiente, en cada catedral de las distintas diócesis comienzan toda una serie de actividades que también nosotros secundaremos para que como nos dice Francisco en la Bula (25): vivir en la vida de cada día la misericordia que desde siempre el Padre dispensa hacia nosotros, dejémonos sorprender por Dios. Él nunca se cansa de destrabar la puerta de su corazón para repetir que nos ama y quiere compartir con nosotros su vida.

EL TESTIMONIO DE LAS OBRAS DE MISERICORDIA

Todo este año nos debe ayudar a vivir en la misericordia y a ser nosotros misericordiosos. El Papa nos propone (Bula 15) a realizar la experiencia de abrir el corazón a cuantos viven en las más contradictorias periferias existenciales, que con frecuencia el mundo moderno dramáticamente crea. Por ello nos invita a cada uno y a todos como Iglesia a reflexionar sobre las obras de misericordia corporales y espirituales, como nos dice el Papa: Será un modo de despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza y de entrar todavía más en el corazón del Evangelio.

Nos encaminamos, pues, hacia un Jubileo que deseamos vivir junto a toda la Iglesia; lo deseamos vivir con intensidad para que produzca una verdadera conversión de nuestro corazón y, así, vivir la coherencia entre el anuncio del Evangelio y la forma de vida que debe caracterizar y configurar la vida de nosotros que llevamos el nombre de cristianos.

Con toda alegría e ilusión convoco a nuestra Iglesia en Tarazona y a todos sus hijos a vivir este acontecimiento que el Señor nos permite vivir en comunión con toda la Iglesia.

Con todo afecto os saludo y bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR

Obispo de Tarazona

13 de septiembre de 2015

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 278 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.