Llamados a vivir la alegría de la misión

vivessiliaMons. Joan Vives     Iniciamos septiembre y pronto empezaremos a poner en marcha el nuevo curso. De hecho en nuestro Obispado de Urgell siempre somos madrugadores, y ya a finales de agosto, cuando quizás otros hacen vacaciones, los maestros y profesores de religión, catequistas y agentes educativos nos hemos reencontrado para reflexionar juntos en las Jornadas de Teología en La Seu, la temática «Llamados a darnos. Educar en clave cristiana» ayudados por Francesc Torralba y el P. Enric Puig jesuita. Y con la gozosa solemnidad del próximo martes de la Virgen de Nuria y Meritxell, podemos decir que ya todo recomienza, poniendo nuestra programación pastoral y el nuevo curso en manos de nuestra Patrona, la Virgen María.

Por eso me ayuda lo que fue el lema de nuestro peregrinaje diocesano en Lourdes el pasado mes de junio: «Lourdes, la Alegría de la Misión«. Este lema propuesto por el Santuario era una fuerte invitación a convertirnos en discípulos misioneros, como nos ha pedido el Papa Francisco en su Exhortación apostólica «La alegría del Evangelio«. Hagamos por tanto como Sta. Bernardita, acerquémonos a la Virgen María, nuestra Madre celestial, y ella nos llevará al encuentro con Aquel que disipa la tristeza, la desconfianza, el cansancio y el derrotismo que tan a menudo impregnan nuestras vidas y nos impiden trabajar con alegría por la misión de anunciar el Evangelio con obras y con palabras. ¡Volvamos a salir a sembrar con confianza, sin miedo! Recordemos que el Papa decía: «No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva» (Deus caritas est 1). Y el Papa Francisco nos invita a todos a este encuentro con Jesucristo vivo, que llena de alegría, cambia la vida e impulsa a comunicar lo que hemos vivido.

Sólo Jesús puede llenar el corazón de las personas de la verdadera alegría, y nos regala su misericordia y la alegría de ser hijos de Dios. Quien se ha dejado encontrar por Cristo resucitado, siendo como queda transformada toda su persona y cómo lo une a la comunidad de sus discípulos, la Madre Iglesia. Porque cuando el encuentro personal con Jesús es genuino, se da la restauración radical de nuestro ser, pensar, sentir y actuar, y quedamos fortalecidos para sembrar la bondad y para predicar el Evangelio. De cara al nuevo curso, conviene que la alegría del encuentro con Jesucristo, nos impulse a anunciar lo que nos ha cautivado y a compartir con alegría la experiencia de salvación que vivimos como cristianos. Muchos lo esperan, todos lo necesitan… Que nos sea motivo de gran alegría sentirnos nuevamente enviados por Jesús para llevar con alegría el tesoro de su Evangelio a todo el mundo: «Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado» (Mt 28,19-20). Porque ser cristiano, discípulo misionero, no es una carga, sino un don: Dios Padre nos ha bendecido en Jesucristo, su Hijo, Salvador del mundo. Y no podemos esconder esta perla preciosa que, sin mérito, hemos recibido.

Pidamos a la Virgen de Nuria, Patrona de nuestro Obispado de Urgell, que nos enseñe a salir con entusiasmo a la misión, a acercar a otros al encuentro personal con su Hijo, como Ella lo hizo con Bernardita, y a servir con amor a los enfermos y los pobres para que la misión sea creíble y eficaz según el Evangelio.

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 357 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).