Feria 2015 ¡Buena Feria!

Albacete Obispo CiriacoMons. Ciriaco Benavente      Llega la Feria. Nos visita puntualmente cada año. Aunque soñada y esperada, irrumpe siempre como una novedad. ¡Siempre antigua, tradicional, manchega,   y siempre nueva!. La Feria todo lo conmueve y remueve; y todo lo tonifica. El pistoletazo de salida lo da la imponente cabalgata de la tarde del día 7, que preside y cierra la Virgen de los Llanos, porque no en vano la Feria surgió a la sombra de la Virgen y en su honor fue confirmada como tal hace más de tres siglos. La lluvia de aplausos con que la imagen de la Virgen es saludada a lo largo de las calles evoca sin esfuerzo los versos del poeta gaditano: “En un barco de luces/ vas/ por la alta marea de la ciudad”.

No hay feria sin carpas, sin casetas, sin luces, sin   colores y sonidos, sin olor a cocina y a churros. Cada año pienso con gratitud en los “ feriantes“, hombres y mujeres, bombardeados permanentemente por tantos decibelios o por las luces   intermitentes de las numerosas atracciones. Ellos, incansables, nos alegran la Feria a los mayores y son las delicias de los niños.

Pero la feria es más: Es, sobre todo, encuentro y convivencia, saludo e intercambio, convidarse a una copa de vino o a compartir los “miguelitos de la Roda”. El ferial se convierte cada año en cuarto de estar de Albacete, en plaza mayor de la Mancha. En la Feria siempre hay tiempo para los demás. Deseamos, por eso, que la alegría de la Feria llegue a todos.

Que en nuestra Feria abramos los cerrojos del alma y oigamos bombear acogida y amistad al mejor corazón de Albacete. No olvidemos a los enfermos, a los que no tienen trabajo, a tantos inmigrantes que vagan por las calles suspirando por un futuro mejor. Y, como digo siempre desde el respeto para quienes no comparten nuestra fe: No olviden  que Nuestra Señora de los Llanos, desde su capilla en el ferial,   pone la mejor esencia de ternura, de amor y de alegría en nuestra Feria. Porque es madre, su empeño es hacer familia, crear fraternidad ¡Que Ella nos conceda gozar de una Buena Feria!

+ Ciriaco Benavente Mateos

Obispo de Albacete

Mons. Ciriaco Benavente Mateos
Acerca de Mons. Ciriaco Benavente Mateos 200 Articles
Mons. D. Ciriaco Benavente Mateos nació el 3 de enero de 1943 en Malpartida de Plasencia, provincia de Cáceres y diócesis de Plasencia. Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario de Plasencia y fue ordenado sacerdote el 4 de junio de 1966. Es Graduado Social por la Universidad de Salamanca (1971). Comenzó su ministerio sacerdotal en el pueblo salmantino de Béjar, donde fue coadjutor, de 1966 a 1972, y luego párroco, de 1973 a 1979, de la Parroquia de San Juan Bautista. Desde 1979 a 1982 fue Rector del Seminario de Plasencia y Delegado Diocesano del Clero entre 1982 y 1990. Este último año fue nombrado Vicario General de la diócesis, cargo que desempeñó hasta su nombramiento episcopal. El 22 de marzo de 1992 fue ordenado Obispo en Coria. Obispo de la diócesis de Coria-Cáceres hasta diciembre de 2006. En la Conferencia Episcopal Española ha sido Presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones desde 1999 hasta 2005. En la Conferencia Episcopal Española en la actualidad es miembro de las Comisiones Episcopales de Migraciones y de Pastoral Social. Con fecha 16 de octubre de 2006 fue nombrado por el Santo Padre Benedicto XVI Obispo de Albacete, tomando posesión de la sede el día 16 de diciembre de 2006.