Nuestros santuarios marianos (3)

Mons. Francesc Pardo i ArtigasMons. Francesc Pardo i Artigas           En vísperas de la gran fiesta de María, su Asunción, la Pascua de María, finalizamos el recuerdo de nuestros santuarios marianos.

Santuario de la Virgen de Farners

Este templo, consagrado por el obispo de Girona a principios del siglo XIII, fue profundamente reformado en la época barroca: se prolongó la nave, se añadió el crucero, con cúpula elíptica, y un gran atrio porticado, cubierto con un tejado a dos aguas. El dintel de una ventana tiene grabada la fecha de 1766.

La imagen de la Virgen de Farners es una talla románica de madera restaurada en diversas ocasiones —la última en 1998— que representa a la Madre de Dios con su hijo sentado en sus rodillas, con el orbe en la mano izquierda mientras que con la derecha levanta el índice en señal de bendición y protección. La Madre tiene la mano derecha medio cerrada protegiendo a su Hijo, mientras que la izquierda se abre acogedora al peregrino y al devoto. Dispone de diversos vestidos bordados y bellamente elaborados. Durante la Guerra civil (1936-1939), dos jóvenes salvaron la imagen, y el 21 de mayo de 1939 fue retornada en solemne romería a su camarín de Farners. Actualmente, y por razones de seguridad, la imagen románica se ha trasladado a una capilla lateral de la parroquia de Santa Coloma de Farners, y en el santuario se ha colocado una copia.

Santuario de la Virgen de Argimon

Situado en la montaña del mismo nombre, a 450 metros sobre el nivel del mar, el actual santuario corresponde al siglo XVIII.  La imagen actual de la Virgen de Argimon es una copia del original, de barro policromado, realizada en 1994. La talla original se guarda en Riudarenes. Es de madera, y data de finales del siglo XIX.

Hasta hace pocos años, era tradicional que las madres que acababan de dar a luz, subiesen con sus hijos a la ermita para dar gracias a la Virgen.

 

Santuario de la Virgen del Campo

Este santuario está situado en el municipio de Garriguella, en la comarca del Alto Ampurdán.

En el recinto del santuario hay un edificio rectangular aislado, correspondiente a la aula/museo del centro de Reproducción de Tortugas, que actualmente ocupa dicho espacio. En el exterior, junto a la valla que delimita el recinto, hay una cruz de piedra que está situada sobre una pequeña columna con capitel decorado, que a su vez lo está sobre un basamento grabado conmemorativo, con la inscripción: “SANTA MISIÓN DEL 16 AL 27 NOV. 1949”.

 

Santuario de la Virgen de Rocacorba

El santuario de la Virgen de Rocacorba está situado en lo alto del macizo del mismo nombre, en Canet de Adri, a unos 929 metrosde altitud, junto a un altozano denominado Sou. Se erige solemne en este rincón del mundo, sobre una roca en forma de proa de navío, desde donde en días claros puede verse el cabo de Creus, el Montgrí, las islas Medas, las Gavarras, el Montseny y el Puigmal.

Se venera la imagen de la Virgen de la Pera, una talla gótica del siglo XIV, (en la actualidad una copia), hecha en alabastro policromado y que se conserva en el Museo Diocesano de Girona. Se la llama así porque en su mano derecha sostiene una fruta semejante a una pera, y con la izquierda sostiene al Niño Jesús.

La Virgen de Rocacorba, como popularmente se la conoce, es una de las imágenes más populares del valle, venerada por sus habitantes para solicitar protección contra el pedrisco. El santuario sigue siendo hoy en día un lugar de peregrinaje para los devotos de la comarca de Girona, con un encuentro el  Lunes de Pascua Florida.

La visita a la casa de la Madre siempre nos ayuda a sentirnos hijos y a encontrarnos con Jesús

 

+ Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 406 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.