La festividad de San Ignacio marcará el inicio del primer Año Jubilar del Camino Ignaciano

Camino-ignaciano

El 31 de julio arrancará el primer Año Jubilar del Camino Ignaciano (www.caminoignaciano.org) que se prolongará hasta la festividad de San Ignacio del año siguiente. Los actos de apertura del Año Jubilar se celebrarán en Loyola el 1 de agosto, con la celebración tradicional de la festividad del santo patrón. Un día antes, el 31 de julio, Solemnidad de San Ignacio, los actos se celebrarán en Manresa.

El Camino Ignaciano es una propuesta de peregrinación que rememora el itinerario que Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde la casa torre de su familia en Loyola hasta el Manresa para viajar a Tierra Santa como peregrino. El Año Jubilar ignaciano se celebra con el objetivo de potenciar el Camino Ignaciano como instrumento de encuentro con Dios y de crecimiento personal y con la vista puesta en el 500 aniversario de la conversión de Iñigo de Loyola y su peregrinación a Manresa, que se conmemorará con un segundo Año Jubilar entre el 31 de julio de 2021 y 2022. De alguna manera, en 2015-2016 nos inauguramos como Camino Ignaciano de peregrinación y celebramos el jubileo para empezar con buen pie el camino temporal que nos ha de llevar a la gran celebración, dentro de seis años, de los 500 años de la conversión de Ignacio y su propia peregrinación desde Loyola hasta Manresa.

Lo propio de los años santos que se celebran con tanta frecuencia en el mundo cristiano es la renovación de la propia vida, la reconciliación de lo separado o dividido, en definitiva reencontrarse con el sacramento del perdón. El Jubileo del Camino Ignaciano alcanza a aquellos que cumpliendo las condiciones establecidas por el derecho canónico (misa, confesión y oración por las intenciones del Papa) realicen la peregrinación del Camino Ignaciano vivido en espíritu de peregrinación y siguiendo alguna modalidad de los Ejercicios Espirituales, visiten alguno de los santuarios ignacianos del camino y lleven a cabo alguna obra de caridad ya sea antes o durante la peregrinación.

Apertura del Año Jubilar en Manresa y Loyola

En Manresa, el 31 de julio, solemnidad de San Ignacio, a las 20:00 h. se procederá a la apertura de la puerta jubilar en el Santuario de la Cova de St. Ignasi, en una Eucaristía Solemne de Inicio del Año Jubilar presidida por el P. Josep M. Soler OSB (Abat de Montserrat), y concelebrada por el P. Llorenç Puig SJ (Delegado de la Compañía de Jesús en Cataluña), Mn. Joan Antoni Castillo (Arcipreste de Manresa), Mn. Antoni Boqueras (Rector de la Seu), P. Lluís Magriñà SJ (Superior de la Cova) y P. José L. Iriberri SJ (Director del Camino Ignaciano).

El inicio del Año Jubilar se celebrará en el Santuario de Loyola el 1 de agosto, dado que en el Santuario de Loyola es tradición celebrar la festividad de San Ignacio el 1 de agosto, a la que acuden las autoridades del Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Azpeitia. Antes de comenzar la Solemne Eucaristía, a las 11:00, el obispo de San Sebastián Mons. José Ignacio Munilla bendecirá la placa que da inicio al Camino Ignaciano (descargar programa). La posterior Eucaristía estará presidida por Mons. Munilla y será concelebrada por Mons. Francisco Pérez González (Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela), Mons. Mario Iceta (Obispo de Bilbao), Mons. Miguel Asurmendi (Obispo de Vitoria), P. Francisco José Ruiz Pérez SJ (Provincial de España de la Compañía de Jesús), P. Koldo Alzibar SJ (Rector del Santuario de Loyola) y P. José L. Iriberri SJ (Director del Camino Ignaciano).

Vivir la experiencia del Año Jubilar 2015-2016

Durante el Año Jubilar, la prioridad será el apoyo y asistencia a los peregrinos. Los Santuarios de Loyola y Manresa han puesto en marcha iniciativas con ese fin, con ofertas de ejercicios espirituales específicas para peregrinos.

Además, la implicación de diferentes instituciones y entidades ha servido para mejorar los servicios que los peregrinos dispondrán durante el trayecto. Se ha hecho un esfuerzo especial para la señalización del camino, con acuerdos institucionales que permitirán que, en multitud de municipios, baldosas de 20x20cm con el reconocible sol naranja (marca del Camino Ignaciano) guíen a los peregrinos en este Año Jubilar 2015-2016.

En el contexto del primer Año Jubilar, la editorial Mensajero acaba de publicar dos libros sobre el Camino Ignaciano, que reúnen todo el valor del mismo: la experiencia tradicional de los peregrinos de todos los tiempos y la particularidad ignaciana que caracteriza profundamente esta peregrinación.

Guía del Camino Ignaciano constituye la primera guía oficial del Camino Ignaciano, con todas las indicaciones que necesitan los peregrinos. Los peregrinos son los que construyen las peregrinaciones y esta guía se pone al servicio de todos. El libro lleva ya su segunda edición desde que se presentó a finales de abril en Barcelona.

El Camino Ignaciano: un camino de sanación hacia la libertad recoge el espíritu del camino y la experiencias de diversos peregrinos. El lector encontrará relatos y orientaciones para planificar y vivir su propia experiencia trasformadora, siguiendo la guía de los Ejercicios ignacianos.

Ambos libros han sido escritos por el P. José L. Iriberri SJ, director de la Obra Apostólica del Camino Ignaciano, y Chris Lowney, experto en liderazgo y autor de varios libros de éxito. Durante el año Jubilar se publicarán también las versiones en inglés y alemán.

A nivel académico, destaca un Congreso Internacional de Turismo Religioso y Patrimonio Jesuita, que se celebrará, en el marco del Año Jubilar, en Barcelona y Manresa en junio de 2016.

El Camino Ignaciano, una peregrinación para el siglo XXI

La tradición de peregrinar a los santuarios de Loyola y Manresa, muy popular desde el siglo XVII tras las canonizaciones de San Ignacio y San Francisco Javier, ha aumentado durante el siglo XX y principios del XXI, junto con el aumento de la piedad unida a las peregrinaciones. El Camino Ignaciano nace con la vocación de vehicular esa piedad mediante una propuesta de peregrinación que rememora el camino recorrido por Ignacio de Loyola.

En 1522, tras su convalecencia, Iñigo, ya decidido a transformar su vida, peregrina a Montserrat y Manresa (su destino último era Tierra Santa). Este itinerario, de casi 700 kilómetros, ofrece la oportunidad de vivir una experiencia de peregrinación, siguiendo el proceso espiritual que hizo Ignacio. La propuesta desea unir la experiencia transformadora de un hombre del siglo XVI con la de los hombres y mujeres del siglo XXI que desean un estilo de vida diferente, a contracorriente, o que desean entrar en el conocimiento de sí mismos, a través del esfuerzo físico y el replanteamiento de sus valores personales y sociales.

El camino empieza en la casa donde nació en Azpeitia (Gipuzkoa) y acaba en la Cueva de San Ignacio en Manresa. Se propone un plan para realizarlo en 27 etapas, con todas las recomendaciones e información necesaria disponible en la web www.caminoignaciano.org, donde se puede acceder también a una guía completa para el aprovechamiento espiritual de la experiencia.

La consolidación del Camino Ignaciano

Desde el lanzamiento del proyecto moderno de Camino Ignaciano, hace cuatro años, la iniciativa ha vivido una fuerte expansión y se ha consolidado como una propuesta de peregrinaje de carácter espiritual atractiva para peregrinos de todo el mundo. Cerca de seiscientos peregrinos han registrado ya su llegada a Manresa en la Oficina del Peregrino (otros muchos no quedan registrados). Son cifras humildes, pero el incremento es constante, y la previsión es que su ritmo sea mucho mayor en el futuro, gracias, en gran medida, al impulso que le darán los dos Años Jubilares que se celebrarán en 2015-2016 y 2021-2022.

Este creciente interés de los peregrinos ha ido acompañado de importantes apoyos institucionales. En julio de 2014 se fundó la Obra Apostólica Camino Ignaciano (OACI), de la Compañía de Jesús, que acoge en su seno a la Oficina del Peregrino, con la finalidad de desarrollar la peregrinación ignaciana y mantener la funcionalidad y las raíces de la misma en el tiempo. El Camino Ignaciano ha intensificado su colaboración con el Gobierno Vasco y la Generalitat de Cataluña. Hasta el momento se han celebrado dos encuentros de las administraciones autonómicas enlazadas por el Camino Ignaciano. En ellos se ha manifestado el compromiso de las instituciones con el proyecto, siendo el clima muy favorable a la participación conjunta. El pasado 16 de julio se celebró en el Santuario de Loyola el primer Foro del Camino Ignaciano, en el que representantes institucionales de Euskadi y Cataluña presentaron el Camino Ignaciano como producto turístico. El Gobierno Vasco promocionó el Camino Ignaciano en la feria internacional de turismo (Fitur) el pasado mes de enero.

Por otro lado, el pasado 30 de abril se firmó el primer acuerdo marco de colaboración entre ayuntamientos del Camino Ignaciano e instituciones afines. En este primer acuerdo se reunieron 23 ciudades y pueblos, con importantes localidades como Azpeitia, Manresa o Lleida entre ellos. El Camino Ignaciano también ha firmado convenios de colaboración importantes con la Diputación Foral de Álava y la Diputación de Barcelona, así como con instituciones privadas de diverso tipo. Se espera que poco a poco se vayan incorporando otros ayuntamientos e instituciones públicas y privadas.

Todos estos acuerdos de colaboración han permitido promocionar el camino dentro y fuera de nuestras fronteras, y han ayudado a mejorar los servicios para los peregrinos, así como asegurar la señalización del Camino Ignaciano al paso de los peregrinos por las poblaciones.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43261 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).