"Alabado seas", la encíclica de la ecología humana integral (1)

vivessiliaMons. Joan E. Vives    Segunda encíclica del Papa Francisco con un título sugerente «Laudato si’«, “¡Alabado seas!”, tomado del Cántico de las Criaturas de S. Francisco de Asís. Una invitación que el Papa Francisco nos hace a alabar al Creador en sus criaturas y a descubrir nuestra responsabilidad para con la naturaleza y el planeta tierra. A lo largo de las páginas de la encíclica, el Papa, teniendo en cuenta las enseñanzas de la Palabra Revelada y el testimonio de los Papas anteriores, nos traslada su preocupación por la falta de respeto a la naturaleza y por su sobreexplotación, y nos propone lo que llama «la ecología humana integral«. Tenemos el peligro de olvidar la custodia de la creación que el Señor reclamó a nuestros primeros padres: «Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó. Dios los bendijo, y les dijo :

Sed fecundos y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla’… vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno» (Gn 1,27-28.31). Igualmente, despreciamos las reflexiones de los expertos sobre las consecuencias funestas, para el presente y el futuro de la humanidad, de un mal uso del planeta y de una explotación abusiva de la naturaleza. El Papa Francisco clama sobre el «maltrato» que las sociedades han dado al planeta durante los últimos dos siglos, denuncia la «debilidad» de la reacción política internacional y propone unos nuevos hábitos de consumo para que la Tierra no se convierta en «un inmenso depósito de basuras». Los intereses económicos de cada país prevalecen sobre el bien común, y el mundo deja de ser un lugar habitable y un lugar para beneficio de todos. De todas maneras, Dios sigue recordándonos que no somos sólo beneficiarios de la creación, sino que también somos custodios y responsables de ella.

La indiferencia religiosa y el alejamiento de Dios también tienen mucho que ver con el abuso de la naturaleza y con su utilización egoísta. Por lo tanto, para cuidar y custodiar el medio ambiente, necesitamos redescubrir el amor de Dios y acoger sus enseñanzas. Cuando escuchamos la voz de Dios, descubrimos que no sólo estamos llamados a cuidar la fragilidad de los hermanos, sino también la fragilidad del mundo creado. La escucha de la voz que Dios nos dirige desde la naturaleza y desde el sufrimiento de tantos hermanos, nos ayudará a superar los comportamientos de destrucción y de muerte en nuestro paso por este mundo.

Estamos en verano y en contacto con la naturaleza la oración de alabanza a Dios nos sale connatural. Alabemos a Dios con el Cántico de S. Francisco, gran referente de la encíclica:

«Altísimo y omnipotente buen Señor, tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor y toda bendición. A ti solo, Altísimo, te convienen y ningún hombre es digno de nombrarte. Alabado seas, mi Señor en todas las criaturas, especialmente en miseñor el hermano sol… por la hermana luna y las estrellas… por el hermano viento y por el aire y la nube y el cielo sereno… Alabado seas, mi Señor, por la hermana agua, la cual es muy humilde, preciosa y casta… por el hermano fuego, por el cual iluminas la noche, y es bello y alegre y vigoroso y fuerte. Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, que nos sostiene y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.

«Alabado seas, Señor, por aquellos que perdonan por tu amor, y sufren enfermedad y tribulación… bienaventurados los que las sufran en paz… Por nuestra hermana la muerte corporal. Bienaventurados a los que encontrará en tu santísima voluntad… Alaben y bendigan a mi Señor, y denle gracias y sírvanle con gran humildad.»

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 357 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).