Mons. Joan Enric Vives preside la Cátedra de Pensamiento Cristiano del Obispado de Urgell

IMG_4930El Arzobispo de Urgell y Copríncipe, Mons. Joan-Enric Vives, presidió a las diez y media de la mañana del pasado 4 de julio, en el Centro Cultural y de Congresos Lauredià, el acto inaugural de la duodécima edición de la Cátedra de Pensamiento Cristiano del Obispado de Urgell, que este año se ha centrado en el tema «Liderazgo ético. Ejemplaridad pública«. Mons. Vives estaba acompañado en la mesa presidencial por la Cónsul Mayor de Sant Julià de Lòria, Montserrat Gil, y por los ponentes invitados: el Dr. Ángel Castiñeira, Director de la Cátedra de Liderazgos y Gobernanza Democrática de ESADE (URL); la Dra. Camino Cañón, Catedrática de Lógica Matemática de la Universidad Pontificia de Comillas y Presidenta del Foro de Laicos de España; y el Dr. Francesc Torralba, Director de la Cátedra de Pensamiento Cristiano del Obispado de Urgell y profesor de la Universidad Ramon Llull.

En el Auditorio, además de los cerca de ciento cincuenta inscritos en la Cátedra, estaban presentes diferentes personalidades de la sociedad andorrana, entre los que el Jefe del Gobierno de Andorra, Antoni Martí, y la Ministra de Salud, Asuntos Sociales y Empleo, Rosa Ferrer.

La Cónsul laurediana dio la bienvenida a los ponentes y participantes y, a continuación, el Arzobispo, después del saludo inicial y de dedicar unas palabras de agradecimiento a la Parroquia de San Julián por la acogida que presta a la Cátedra de Pensamiento Cristiano desde el principio, introdujo el tema a debate en la edición de este año; un debate que, más allá de su importancia intrínseca (dado que todo proyecto colectivo requiere de un liderazgo eficiente y responsable para llegar a buen puerto), en los últimos años, y especialmente desde el comienzo de la crisis económica y de valores que aún padecemos actualmente, ha ido ganando peso en el conjunto de la ciudadanía por la pérdida de confianza en un buen número de instituciones públicas a consecuencia de actitudes poco ejemplares, en el mejor de los casos, o manifiestamente contrarias a los principios éticos más básicos.

Sin embargo, la crisis de credibilidad que sufren algunas instituciones no es una casualidad ni un hecho aislado. Son síntomas de que hay que profundizar más en la ética pública y en la necesidad de una ejemplaridad en la vida social. La complejidad del mundo presente requiere liderazgos ejemplares y con autoridad; liderazgos que se inspiren en principios y articulen a través de virtudes, y que tengan capacidad de entusiasmar y sumar complicidades en la gran tarea de construir un mundo mejor.

Los cristianos estamos llamados a comprometernos en la construcción de una sociedad mejor, a salir de la propia burbuja para construir instituciones justas y libres. Por ello, es necesario que aprendamos las claves de un buen liderazgo para convertirse en la comunidad abierta y creativa que estamos llamados a ser en el viejo continente.

Acabado el acto inaugural, el primero en intervenir fue el Dr. Castiñeira, que desarrolló la ponencia «Las exigencias de un liderazgo ético en un universo en transformación». Partiendo de la premisa de que la riqueza de las naciones depende hoy también de su riqueza ética, Castiñeira hizo referencia a algunos de los aspectos que han marcado la actualidad social, económica y política de los últimos años en España y que configuran, a su entender , la «coyuntura crítica» en el que nos encontramos para compartir después la reflexión que hay coyunturas críticas que pueden favorecer cambios institucionales profundos. Los periodos de crisis, añadió, se pueden aprovechar para repensar de arriba abajo la función de nuestras instituciones y de la administración pública, aumentando su capacidad de gestión, la solidez institucional y la generación de valor a los ciudadanos en términos de eficiencia, honestidad, productividad, transparencia y rendición de cuentas. Sin embargo, advirtió Castiñeira, no basta con querer cambiar la situación sino que hay que el poder de la integridad y la voluntad se sume el poder del talento y la capacidad. Si queremos aspirar a un modelo institucional libre, inclusivo y generador de prosperidad para todos tendremos que aprender a combinar decisión, elección democrática y selección ética.

A continuación intervino la Dra. Camino Cañón, que habló de «La ejemplaridad pública. De los principios a las virtudes». Empezó poniendo en contexto el tiempo histórico en el que vivimos y precisando qué quiere decir con la expresión «ejemplaridad pública», y se refirió a continuación a algunas virtudes públicas que deberían ser consustanciales a los sistemas democráticos modernos, como la veracidad, la solidaridad y la compasión, la resiliencia y la capacidad de convivir en una sociedad plural y pluralista, para concluir que la ejemplaridad pública nos reclama sujetos col • lectivos, sujetos sociales, que pongan de manifiesto que con el cultivo de las virtudes mencionadas se contribuye a generar maneras de vivir más humanas, las cuales posibilitan que en su seno se desarrollen personas merecedoras del grado elevado de respeto que reservamos para las personas ejemplares.

Después de la pausa para comer, la sesión continuó con la ponencia del Dr. Torralba, «El liderazgo espiritual. Tres casos bajo la lupa»,  y las palabras de clausura del Arzobispo Mons. Joan-Enric Vives.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41437 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).