San Pedro y San Pablo

Mons. SalinasMons. Javier Salinas       La fiesta de los apóstoles Pedro y Pablo nos invita a unirnos en oración por el Papa y a colaborar con nuestra ayuda económica en la misión de toda la Iglesia. El Papa es el sucesor del apóstol San Pedro, es Obispo de la Iglesia de Roma, cabeza del colegio episcopal y pastor de la Iglesia universal. Orar por él es vincularse más estrechamente a su misión de promover la unidad. Es abrirnos a un horizonte más allá de nuestra historia particular, para situarnos en el corazón de una Iglesia que abarca a todos.

Hoy, hablar del Papa es referirse a un personaje familiar, gracias a los medios de comunicación, y también a su compromiso y a su cercanía a todos. El Papa Francisco aparece ante nuestra mirada de espectadores como un testigo humilde de la misericordia de Dios para con todos: Su cercanía, su palabra directa, su manera de mirar las cosas en su realidad… Despierta en nosotros una nueva actitud ante las personas que nos rodean. Es la actitud de quienes tratan de ponerse en la piel de los demás, y desde ahí, qué valores ha sembrado el Señor, qué heridas provocan su sufrimiento, qué nuevas situaciones serían necesarias para que realmente las personas pudiéramos vivir como hermanos.

Muchas veces el Papa ha señalado de forma rotunda la necesidad de salir de la indiferencia ante la injusticia, de superar la lógica mercantil que excluye a tantas personas. Pero sin duda uno de los puntos que mejor señalan su propuesta es denunciar que “la peor discriminación que sufren los pobres es la falta de atención espiritual. La inmensa mayoría de los pobres tiene una especial apertura a la fe; necesitan a Dios” (EG, 200). En este día que oramos por el Papa, pidamos al Señor que nos contagiemos de su deseo más hondo. Y es mostrar que Jesucristo es la Buena Noticia que colma el corazón del mundo y que nos lleva a un cambio para que realmente los demás sea lo que Dios quiere como hijos suyos: Nuestros hermanos.

+ Javier Salinas

Obispo de Mallorca

 

Mons. Javier Salinas Viñals
Acerca de Mons. Javier Salinas Viñals 48 Articles
Nace en Valencia el 23 de enero de 1948. Cursó estudios eclesiásticos en el Seminario valenciano, recibiendo la ordenación sacerdotal el 23 de junio de 1974. Es Doctor en Catequesis por la Pontificia Universidad Salesiana de Roma (1979-1982). CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo inició en la Parroquia de San Jaime de Moncada, de donde fue coadjutor entre 1974 y 1976. Este último año fue nombrado superior del Seminario Menor de Valencia, cargo que desempeñó hasta 1977, cuando fue nombrado consiliario diocesano del Movimiento Junior. Tras su estancia en Roma, volvió a Valencia como delegado episcopal de Catequesis, de 1982 a 1992; capellán y director espiritual en el Colegio Seminario Corpus Christi de Valencia, de 1987 a 1992; y Vicario Episcopal, de 1990 a 1992. Este último año fue nombrado obispo de Ibiza, sede de la que estuvo al frente hasta 1997, cuando fue promovido a la diócesis de Tortosa. El 16 de noviembre de 2012 fue nombrado obispo de Mallorca. El 8 de septiembre de 2016 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE preside la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar desde el año 2014, tras ser reelegido para un segundo trienio el 15 de marzo de 2017. Desde el año 1999 hasta 2014 presidió la Subcomisión Episcopal de Catequesis. El 23 de octubre de 2012 la Santa Sede le nombró miembro del Consejo Internacional para la Catequesis (COINCAT), organismo consultivo vinculado a la Congregación para el Clero.