CAMPAÑA DE LA RENTA: DETRÁS DE CADA “X” HAY UNA HISTORIA

Mons. Carlos EscribanoMons. Carlos Escribano     A lo largo de estos meses muchos de nosotros preparamos nuestra declaración de la Renta. Entre la complicación de los números y las cantidades que hay que reflejar en los distintos formularios, se nos pide que por un momento nos detengamos para descubrir que una de las muchas casillas que debemos rellenar, no contiene una letra o un signo más. La X que ponemos a favor de la Iglesia Católica en nuestra declaración de la Renta nos habla, como nos dice la campaña de este año, de muchas historias de personas, que de un modo u otro, reciben ayuda de la Iglesia Católica. “Ayuda que su a vez es pastoral y asistencial. Historias reales, personales, que os hablan de los más necesitados, de los desfavorecidos, de todos aquellos que encuentran en la Iglesia la mano que les sostiene, que les da fuerza. Historias de superación, de comprensión, de cariño, de generosidad. En definitiva de amor por Dios y por los demás. Historias de católicos que comparten y celebran su fe.” (A. López; Revista por tantos; Mayo 2015).

Os animo seguir haciéndoos eco de esas historias. Y, si me permitís, a protagonizarlas. Es de agradecer el compromiso de muchos de vosotros que todos los años hacéis esta sencilla declaración de principios. En la última campaña, más de 7.200.000 españoles marcaron la X de la Iglesia católica, dos décimas más que en el año anterior. ¡Muchas gracias de corazón! Seguimos necesitando de vuestra colaboración activa y responsable para llevar adelante nuestra misión. Para llevarla a cabo, aún ateniéndonos a criterios de austeridad, necesitamos contar con recursos económicos para poder atender debidamente al culto divino, a las tareas de evangelización, a las obras de educación y al mantenimiento y conservación de nuestro basto patrimonio artístico. Una faceta fundamental es la atención de tantas personas que sufren el paro o padecen otras necesidades.

Por ello, os pido también que consideréis la oportunidad de marcar la casilla de otros fines sociales. A ello nos anima Cáritas Española que nos recuerda que al marcar ambas opciones se está colaborando al mismo tiempo y sin coste añadido alguno, con un 0,7% de la base imponible a sostener la acción de la Iglesia y con otro 0,7% a apoyar los fines sociales que desarrollan Cáritas y otras muchas organizaciones que reciben fondos del IRPF para financiar parte de su labor solidaria. Con este doble gesto estamos reforzando nuestra ayuda a las personas más vulnerables y desfavorecidas.

Muchas gracias por tu compromiso creyente. Son muchas las personas que se van a ver beneficiadas por ese pequeño gesto que desvela tantas historias de personas que necesitan de nuestra ayuda y cercanía. Gracias por vuestra solidaridad y confianza con la Iglesia católica.

+ Carlos Escribano Subías,
Obispo de Teruel y de Albarracín

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 195 Articles
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.