La Instrucción Pastoral "Iglesia, servidora de los pobres" (y 3)

vivessiliaMons. Joan E. Vives      Terminamos hoy la explicación de la reciente Instrucción Pastoral de la Conferencia Episcopal Española «Iglesia, servidora de los pobres» (abril 2015), un texto que debe ayudar el camino de nuestras Diócesis, y especialmente a nosotros en Urgell, que nos hemos propuesto tener uno de los cuatro grandes objetivos pastorales del Plan pastoral diocesano, que trata de «la caridad solícita por los pobres y necesitados«.

La CUARTA PARTE de la Instrucción «Iglesia, servidora de los pobres«, ofrece ocho propuestas esperanzadoras desde la fe para vivir el compromiso caritativo, social y político:

1. Promover una actitud de renovación y conversión, que nos identifique con Cristo y que salga al encuentro de los pobres, siendo instrumentos para su liberación, promoción e integración en la sociedad.
2. Cultivar una espiritualidad que impulse hacia el compromiso social. Sólo el encuentro con el Amor de Dios puede transformar y purificar los corazones de los discípulos, cambiándolos de egoístas y cobardes en generosos y valientes; de estrechos y calculadores, en abiertos y desprendidos.
3. Apoyarse en la fuerza transformadora de la evangelización, porque el anuncio del Evangelio, fermento de libertad y de fraternidad, ha ido acompañado siempre de la promoción humana y social de aquellos a quienes se les anuncia.
4. Profundizar en la dimensión evangelizadora de la caridad y de la acción social, desde el testimonio personal, y sin olvidar el anuncio explícito de Jesús. Tenemos, además, el reto de ejercer una caridad más profética. No podemos callar cuando no se reconocen ni respetan los derechos de las personas, cuando se permite que los seres humanos no vivan con la dignidad que tienen y merecen.
5. Promover el desarrollo integral de la persona y afrontar las causas de las pobrezas. Además de atender las necesidades más urgentes, el acompañamiento de las personas es la base de la acción caritativa. No se trata sólo de asistir y dar desde fuera, sino de implicarse en los problemas y tratar de solucionarlos desde dentro.
6. Defender la vida y la familia como bienes sociales fundamentales.
7. Afrontar el reto de una economía inclusiva y de comunión. La reducción de las desigualdades debe ser uno de los objetivos prioritarios de una sociedad que quiera poner a las personas, y también a los pueblos, por delante de otros intereses.
8. Fortalecer la animación comunitaria. Es necesario que la comunidad cristiana sea el verdadero sujeto eclesial de la caridad.

Este documento episcopal «Iglesia, servidora de los pobres«, que he resumido y comentado, está llamado a orientar y ayudar a los creyentes y las comunidades cristianas en el trabajo caritativo del momento actual, sea desde Cáritas parroquiales y diocesana –sobre todo en nuestra Diócesis de Urgell–, como desde otros servicios de Congregaciones religiosas o de otras instituciones. Todos y todo al servicio y ayuda de los pobres, para erradicar la pobreza. «Nos apremia el amor de Cristo» (2Co 5,14), dice San Pablo, y el Papa Francisco nos lo acaba de recordar con fuerza: «La pobreza es el centro del Evangelio. Jesús vino a predicar a los pobres. Si sacáis la pobreza del Evangelio no entenderéis nada«.

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 367 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).