La Instrucción Pastoral "Iglesia, servidora de los pobres" (2)

vivessiliaMons. Joan E. Vives     Continuamos comentando la reciente Instrucción Pastoral de la Conferencia Episcopal Española «Iglesia, servidora de los pobres» (abril 2015).

En la segunda parte, el documento señala 4 factores que explican la situación de crisis económica y social actual:
1. El primero de ellos es la negación de la primacía del ser humano que se apoya en la dignidad que Dios le otorga.
2. El segundo es el dominio de lo inmediato y técnico en la cultura actual. Actualmente, el primer lugar lo ocupa lo exterior, lo inmediato, lo visible, la rapidez. La técnica parece ser la razón última de todo lo que nos rodea y su desarrollo se presenta como la panacea para resolver todos los males de la persona.
3. El modelo social centrado en la economía es el tercer factor que explica esta situación de crisis: la burbuja inmobiliaria, el excesivo endeudamiento, la falta de regulación y supervisión de los mercados han ocasionado una época de recesión, y la única solución presentada es la lógica del crecimiento, como si «más» fuera igual a «mejor».
4. Finalmente, en cuarto lugar, encontramos, como consecuencia de la lógica del crecimiento, una cierta idolatría de los mercados, cuando en realidad, la actividad económica, por sí sola, no puede resolver todos los problemas sociales; su recta ordenación al bien común es incumbencia, sobre todo, de la comunidad política, que no debe eludir su responsabilidad.

La tercera parte de la Instrucción «Iglesia, servidora de los pobres» es una explicación de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia que iluminan la realidad y pueden ayudar a la solución de estos graves problemas:
• El primero de ellos es la primacía de la dignidad de la persona, y en economía esto debe significar que el modelo de desarrollo tiene que poner en el centro a la persona; de otro modo, se genera injusticia y exclusión.
• Los bienes tienen una dimensión social y un destino universal. La acumulación en pocas manos es una grave injusticia, ya que la propiedad privada está orientada al bien común. Los bienes deben llegar a todos de forma equitativa, según los principios de la justicia y de la caridad.
• Otro principio: la solidaridad y el equilibrio entre derechos y deberes. La solidaridad es el afán firme y perseverante por el bien común, por el bien de todos y de cada uno. Y la convivencia implica que los derechos de unos generen deberes en otros y que los derechos económicos no puedan realizarse si todos y cada uno no colaboramos y aceptamos las cargas que nos corresponden.
• El principio de subsidiariedad señala las funciones y responsabilidades que corresponden a las personas individuales en el desarrollo de la sociedad, a través de comunidades y asociaciones de orden familiar, educativo, cultural, etc. Esto permite un justo equilibrio entre la esfera pública y la privada, reclamando el apoyo del Estado a las organizaciones intermedias y el fomento de su participación en la vida social.
• Por último, entre los principios de la Doctrina Social señala el derecho a un trabajo digno y estable que permita la integración y la cohesión social, por lo que toda política económica debe estar al servicio del trabajo digno.

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 391 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).