La Instrucción Pastoral "Iglesia, servidora de los pobres" (1)

vivessiliaMons. Joan E. Vives         Siguiendo la llamada del Santo Padre Francisco a concretar los grandes principios sociales, para que no sean meras generalidades que no interpelan a nadie, la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española acaba de aprobar y hacer pública la Instrucción pastoral, «Iglesia, servidora los pobres« (abril 2015). En este documento, los Obispos queremos compartir, con los fieles y con los que deseen escuchar nuestra voz, nuestra preocupación ante el sufrimiento generado por la grave crisis económica, social y moral que afecta a la sociedad española y, al mismo tiempo, compartir nuestra esperanza por el testimonio de tantos miembros de la Iglesia que han ofrecido lo mejor de sus vidas para atender a quienes más sufrían las consecuencias de la crisis. En la conclusión de la Instrucción, los Obispos pedimos perdón, por los momentos en que no hemos sabido responder con prontitud al clamor de los más débiles y necesitados.

Estructurada en cuatro partes, que iré comentando en estas comunicaciones, la Instrucción pastoral comienza analizando la situación social actual (1) y los factores que están en su origen y la explican (2). Seguidamente se enumeran los principios de la Doctrina social de la Iglesia que iluminan la realidad (3) y se ofrecen unaspropuestas desde la fe (4).

En la PRIMERA PARTE, dedicada a describir la situación social, la Instrucción se fija en los nuevos pobres y las nuevas pobrezas, de modo especial la pobreza que sufren en primer lugar, las familias golpeadas por la crisis, y se concreta en los jóvenes sin empleo, la pobreza infantil, ancianos olvidados o mujeres afectadas por la penuria económica. Pobreza en el mundo rural y del mar, y se pone especial énfasis en la pobreza originada por la emigración.

También se señala la corrupción (lo que nos interpela especialmente en Urgell y Andorra), que define como un mal moral, cuyo origen es la codicia financiera y la avaricia personal. Las situaciones de corrupción provocan alarma social, alteran el funcionamiento de la economía, impiden la competencia leal y encarecen los servicios. La Instrucción denuncia que la corrupción es una grave ofensa a nuestra sociedad, es una conducta éticamente reprobable y es un grave pecado. La necesaria regeneración personal y social vendrá por una mayor estima del bien común, que se origina en las virtudes morales y sociales, se fortalece con la fe y se hace visible en el amor al prójimo. Debemos recordar lo que el Papa Francisco llama los 3 noes: NO a la nueva idolatría del dinero (Evangelii gaudium, nn. 55-56), NO a un dinero que gobierna en lugar de servir (EG nn. 57-58) y NO a la desigualdad que genera violencia (EG nn. 59-60).

Tanto las nuevas pobrezas como la corrupción vienen facilitadas por el empobrecimiento espiritual, cuando el comportamiento moral de las personas resulta dañado por la indiferencia religiosa, el olvido de Dios o la despreocupación por el destino trascendente del ser humano. Debemos insistir en que la crisis económica y financiera siempre tiene un trasfondo ético y espiritual.

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 352 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).