SÓLO DIOS BASTA: JORNADA PRO ORANTIBUS 2015

eusebiohernandezobtarazonaMons. Eusebio Hernández         Queridos hermanos y amigos: Después de haber concluido el domingo pasado el Tiempo de Pascua con la solemnidad de Pentecostés, hemos vuelto al Tiempo Ordinario; pero todavía en estos domingos inmediatos vamos a celebrar dos grandes solemnidades del año litúrgico: La de la Santísima Trinidad y la del Corpus Christi.

Confesamos hoy el misterio de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, misterio de amor y salvación que se derrama sobre los hombres. En este domingo la Iglesia nos invita a orar por aquellos y aquellas que han consagrado su vida a la contemplación y la oración. Este año adquiere un sentido especial ya que estamos dentro del Año de la Vida Consagrada y en el Año Jubilar Teresiano; de ahí el eslogan elegido con una frase de Santa Teresa de Jesús: Sólo Dios basta.

Los contemplativos han querido hacer vida la expresión de Santa Teresa, con una existencia totalmente dedicada a Dios y al bien de la Iglesia. Ellos han sabido responder a la llamada de Dios y con su vida completamente dedicada al Señor han descubierto en Él que sólo Dios llena las aspiraciones más profundas del ser humano y de esta forma colma la vida entera, algo que nadie ni nada en este mundo puede hacer. Sus vidas son un testimonio vivo de lo que nos dice la Santa Andariega y Fundadora, sólo Dios basta.

Nos unimos hoy a los monasterios contemplativos de nuestra diócesis que en los últimos años han ido disminuyendo y en los que las monjas que lo habitan pasan por la dificultad de ser menos y más mayores. ¡Qué necesario es que pidamos al Señor, que esas lámparas encendidas que son nuestros monasterios sean bendecidos por el Señor con nuevas vocaciones! Los monasterios en una diócesis son una gran riqueza espiritual que desde el silencio y la entrega tanto nos aportan.

La vida monástica es a la vez una invitación a descubrir que todo bautizado debe ser también un contemplativo en medio del mundo. El Catecismo de la Iglesia nos explica en el número 2709, empleando palabras de Santa Teresa qué es la contemplación:

¿Qué es esta oración? Santa Teresa responde: “No es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama” (Santa Teresa de Jesús, Libro de la vida, 8).

La contemplación busca al “amado de mi alma” (Ct 1, 7; cf Ct 3, 1-4). Esto es, a Jesús y en Él, al Padre. Es buscado porque desearlo es siempre el comienzo del amor, y es buscado en la fe pura, esta fe que nos hace nacer de Él y vivir en Él. En la contemplación se puede también meditar, pero la mirada está centrada en el Señor.

Concluyo esta carta recordando a los monasterios de nuestra diócesis que, a pesar de las dificultades que más arriba señalaba, siguen viviendo con total entrega, generosidad y alegría su consagración al Señor. No perdáis nunca vuestra esperanza y, sin desfallecer, pedid por la Iglesia, por nuestra diócesis y para que el Señor suscite las vocaciones que necesitamos.

Queridas hermanas contemplativas: rezamos por vosotras y rezad vosotras por toda la diócesis.

Con todo afecto os saludo y os bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR

Obispo de Tarazona

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 251 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.