¡Ven Espíritu Santo, donador de amor y alegría!

vivessiliaMons. Joan E. Vives    ¡Os deseo a todos Santa Pascua de Pentecostés!

Culmina hoy la Pascua de Resurrección del Señor, después de cincuenta días de alegría y de fiesta, con la donación del Espíritu Santo. Hoy el Señor nos dice: «Recibid el Espíritu Santo» (Jn 20,22), como a sus apóstoles en el Cenáculo. Y nos envía a ser misioneros suyos, a todas las periferias del mundo. Como María y los apóstoles, también nosotros quedaremos llenos del Espíritu Santo para predicar con fuerza y autoridad la Palabra de Jesús, para hacer los mismos signos que Él hacía, para orar sin desfallecer y con las palabras y sentimientos adecuados, para amar con su mismo amor, para salir a dar testimonio con corazón valiente, para vivir en comunión y amor fraterno, para mantenernos siempre abiertos a la fe y a la esperanza, para caminar en santidad de vida y en la alegría del Evangelio, y poder llegar incorruptibles a la vida eterna.

Os invito a orar inspirándonos en la Secuencia gregoriana de Pentecostés «Veni Sancte Spiritus«, que es un poema en latín, con el que la Iglesia católica pide la asistencia del Espíritu Santo, el don más grande que Dios nos hace por el bautismo y la confirmación. La podemos cantar o rezar en la misa del día de Pentecostés, pues es un texto muy inspirado, que siempre trae suavidad y consuelo al corazón de los que la recitan humildemente y con dulzura.

El texto se atribuye a Stephen Langton (1150-1228), teólogo, cardenal y arzobispo de Canterbury. Es un himno ritmado para poder ser cantado, y de una gran belleza:

• Ven Espíritu Divino, manda tu luz desde el cielo.
• Padre amoroso del pobre, Don, en tus dones espléndido.
• Luz que penetra las almas, fuente del mayor consuelo.

• Ven, Dulce Huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo,
• tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego,
• gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.

• Entra hasta el fondo del alma, Divina Luz y enriquécenos.
• Mira el vacío del hombre si tú le faltas por dentro;
• mira el poder del pecado, si no envías tu aliento.

• Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo.
• Lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo,
• doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

• Reparte tus siete dones según la fe de tus siervos.
• por tu bondad y tu gracia dale al esfuerzo su mérito;
• salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén. Aleluya

La Secuencia nos dice que el Espíritu será nuestra luz, el que nos guiará hacia los pobres, y nos regalará sus siete dones. Porque es consolador, habita en nuestros corazones y socorre a los débiles. Él lava, riega con agua divina y cura todas las enfermedades. Hace dulce el camino de la vida, pone calor en nuestro interior y encarrila el que se desviaría. Y nos hace caminar por la senda de la virtud, con la alegría inmortal y plena.

Pidamos con suaves reclamos al Espíritu, que venga, para que nos dé la Paz, nos haga fuertes en las pruebas y llene la Iglesia para hacerla siempre fiel a su Señor. Santa Pascua de Pentecostés a todos!

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 391 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).