Más sobre el Proyecto Raquel

SaizMenesesMons. Àngel Saiz Meneses            Quiero dedicar el escrito de esta semana al Proyecto Raquel. La finalidad de dicho Proyecto es ofrecer a las personas implicadas en un aborto provocado una atención individualizada a través de una red diocesana de sacerdotes, consejeros, psicólogos y psiquiatras. Esta atención individualizada supone acompañar a estas personas en un proceso psicológico y espiritual de curación y de reconciliación.

El Proyecto Raquel ya está en período de implantación en cinco diócesis catalanas. Está constituido y operativo en nuestra diócesis y en la de Barcelona. Y en las diócesis de Sant Feliu de Llobregat, Solsona y Vic los obispos respectivos ya han aprobado su implantación. Para completar la formación de las personas que deseen incorporarse como consejeros al Proyecto durante los próximos meses se irán realizando unos cursos de capacitación.

El llamado Curso de Capacitación del Proyecto Raquel tiene como objetivo “conocer y entender cuál es la herida y el dolor psicológico y espiritual” por el que pasan aquellas personas que han sufrido un aborto provocado y aprender a colaborar en su curación, cada cual desde su papel diferente y específico, acercando a la persona a la misericordia de Dios y a la reconciliación.

Quizá el lector se pregunte por qué se ha puesto el nombre de Raquel a este proyecto de trabajo humano y pastoral. El nombre de Raquel, en la Bíblia, es el que lleva la hija de Labán y mujer de Jacob, madre de José y de Benjamín, que se creía enterrada en Belén (Mt 2,18).

El nombre de Raquel aparece en el Evangelio de Mateo, al narrar la matanza de los inocentes: “Entonces Herodes viéndose burlado por los magos, montó en cólera y mandó matar a todos los niños de dos años para abajo en Belén y sus alrededores, calculando la edad por lo que había averiguado de los magos. Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías: ‘Un grito se oyó en Ramá,/ llanto y lamentos grandes, es Raquel que llora por sus hijos/ y rehúsa el consuelo porque ya no existen” (Mt 2, 16-18).

Son muchas las Raqueles que lloran por sus hijos, que ya no existen. Como obispo, me parece ejemplar que unos grupos de laicos cristianos, hombres y mujeres, se unan para ayudar a estas personas, en su mayoría mujeres. Significa que hacen realidad las primeras palabras con las que comienza uno de los documentos del Concilio Vaticano II, la constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo de hoy, y que dicen así: “La alegría y la esperanza, la tristeza y la angustia de los hombres contemporáneos, sobre todo de los pobres y de todos los que sufren, son también la alegría y la esperanza, la tristeza y la angustia de los discípulos de Cristo, y no hay nada que sea verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón” (Gaudium et Spes, 1).

Bendigo de corazón el Proyecto Raquel porque se esfuerza en hacer realidad esta afirmación y deseo que pueda cumplir su misión no sólo en nuestra diócesis de Terrassa, sino también en muchas otras diócesis.

 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa.

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 355 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.