Nueva página web del Tribunal Eclesiástico Metropolitano de Santiago de Compostela

Santiago enchiridionEl Tribunal Eclesiástico Metropolitano de Santiago de Compostela pone en marcha su nueva página web (www.tribunalsantiago.es) para informar, sobre todo, de los procesos de nulidad matrimonial.
Dicho tribunal es un organismo de la Iglesia Compostelana mediante el cual, el obispo diocesano, por sí mismo o por medio de los jueces, administra justicia a las personas físicas y jurídicas sobre los que tiene jurisdicción.
De entre las solicitudes de declaración de hechos jurídicos se encuentra la declaración de nulidad matrimonial que comporta la casi totalidad de los procesos que se interponen ante el tribunal. Para que un matrimonio sea válido debe ser realizado en forma válida, entre personas hábiles y además que sean capaces de prestar consentimiento, de lo contrario estaríamos ante un caso de nulidad matrimonial.
Para poder determinar si un matrimonio es nulo, debe realizarse un proceso judicial ante el juez competente, al que se le deben aportar las pruebas pertinentes, y en el que deben intervenir las partes, el defensor del vínculo y, en algunos casos, el promotor de justicia.
La terminología canonística es variada y en alto grado técnica, pero el objetivo de la página web no es ofrecer un curso de derecho sino facilitar a los fieles, en un lenguaje claro y accesible, toda la información que en cuanto al proceso de declaración de nulidad matrimonial se refiere.
De este modo, la Vicaría Judicial de Santiago pretende hacerse presente en el ámbito de las nuevas tecnologías, facilitar el acceso a la justicia de los fieles, cubrir la carencia de información relativa al proceso de nulidad y aclarar inexactitudes respecto al mismo que tan desafortunadamente se han ido creyendo como ciertas.
(Archidiócesis de Santiago de Compostela)
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42899 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).