UN GESTO QUE HABLA POR SÍ MISMO

perezpueyoangeljavierMons. Ángel Pérez Pueyo     El Papa Francisco nos decía, en su Mensaje de Cuaresma, que la «globalización de la indiferencia» es uno de los desafíos más urgentes que tiene hoy la humanidad y nos invitaba a tener un gesto de oración y otro de caridad. Al leer su mensaje vino a mi memoria una de las pocas cartas que todavía conservo. Me la envió una madre joven de mi pueblo, dos meses antes de morir de cáncer. Siempre que la releo, vuelvo a emocionarme:

«Querido Ángel ―me decía―: seguramente te sorprenda esta carta pero hay cosas que es mejor prepararlas con tiempo. Tú conoces la gravedad de mi enfermedad (…) Por mucho que viva nunca me cansaré de dar gracias a Dios por haberte puesto como mediador suyo en mi camino. En los momentos más duros supiste estar a mi lado. Nunca olvidaré tus llamadas telefónicas desde Roma cuando estaba en la clínica. En aquellos momentos sólo tenía fuerzas para mirar el crucifijo y sentir que era el mismo Jesús quien me sostenía y me aliviaba el dolor (…) Cuando me muera, recuérdame en tus eucaristías. Muchas veces te confesé que me hubiera gustado tener un hijo sacerdote para tener siempre una vela delante del Santísimo. No pudo ser. Tuve dos hijas preciosas. A cambio, Dios me regaló un gran amigo sacerdote (…)».

Desde entonces, cuando presento la ofrenda en mi eucaristía diaria, junto al pan y al vino añado los nombres de aquellos que el Señor me ha confiado. Cada uno de vosotros, desde el pasado 22 de febrero, ya sois también parte de esta misma ofrenda. Este regalo tan preciado y, paradójicamente, tan escaso hoy en esta tierra bendecida por tantos santos y mártires, de ser “presencia sacramental de Jesucristo” entre los hombres, de servir de mediador, de “cirineo” que carga con el dolor ajeno, que mitiga la soledad, que comparte las preocupaciones e inquietudes de los demás…, sigue siendo la razón de ser de los setenta y ocho sacerdotes y religiosos que tienen encargo pastoral en nuestra Diócesis. Servir de lámpara encendida ante el Santísimo, intercediendo por cada uno de vosotros, por vuestros hijos y sus familias, es al mismo tiempo una de las más hermosas y fecundas tareas que el Señor nos encomienda.

Ayer, 14 de marzo, durante el XII Encuentro de Cofradías que tuvo lugar en Binaced, secundábamos el gesto de oración que nos proponía el Papa para esta Cuaresma. Rezábamos para no dejarnos absorber por la espiral de horror y de impotencia que genera la indiferencia que vive la humanidad. Y os invito a cada uno, a las comunidades parroquiales, movimientos apostólicos, cofradías, comunidades de religiosos, monasterios, Prelatura del Opus Dei… a prolongar este gesto con un tiempo de adoración ante el Santísimo el próximo 19 de marzo, coincidiendo con la fiesta de San José y Día del Seminario. Los que ese día podáis, acudid a la concatedral de Santa María del Romeral, de Monzón; nos reuniremos a las 18 horas para dar gracias por nuestros sacerdotes y pedir por su santificación y para que logren despertar en cada uno de sus feligreses los carismas con que Dios les ha adornado y los pongan al servicio de toda la comunidad eclesial.

Pongo a Nuestra Señora y a nuestros mártires por intercesores para que Dios nos bendiga copiosamente con las vocaciones laicales, religiosas y sacerdotales que esta Iglesia Diocesana necesita.

Con mi afecto y bendición.

+ Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Ángel Pérez Pueyo
Acerca de Mons. Ángel Pérez Pueyo 138 Articles
- Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, natural de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), nace el 18 de agosto de 1956. Es el segundo hijo del matrimonio (+) Rodrigo Pérez Fuertes (1.III. 1924 – 1.III.2012) y (+) Carmen Pueyo (21.II.1929 – 19.IV-2005). Su hermana, (+) Mª Concepción (19.V.1954 – 27.VII.1998), se queda paralítica cuando tenía catorce meses como consecuencia de una poliomielitis aguda. - A los 10 años de edad ingresa en el Seminario Metropolitano de Zaragoza. De 1966 a 1971 cursa sus estudios de bachillerato en el Seminario Menor. En 1972 pasa al Seminario Mayor donde estudia COU y como es demasiado joven para iniciar los Estudios Eclesiásticos los formadores le recomiendan que inicie la Etapa Introductoria y estudie Magisterio en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Educación General Básica “Virgen del Pilar” que se hallaba ubicada en el mismo edificio del Seminario. En 1974 inicia sus Estudios Eclesiásticos en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). - En 1977 va a Salamanca al Aspirantado “Maestro Ávila”, ¾casa de formación que los Sacerdotes Operarios tienen en España¾, donde cursa los tres últimos años de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Posteriormente realiza estudios de licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Civil de Salamanca. - A los 23 años, el día 19 de marzo de 1980, es ordenado sacerdote por Mons. Antonio Vilaplana Molina en Plasencia (Cáceres) donde había sido enviado por los Superiores de la Hermandad para realizar la Etapa de Pastoral como formador y profesor en el Seminario Menor de dicha Diócesis. - Al finalizar el curso 1979/80 es destinado al Seminario de Tarragona. Desde 1980 a 1985 desempeña su labor formativa en el Seminario Menor como responsable de los seminaristas y como tutor y profesor del Colegio-Seminario. - En 1985 es nombrado Rector del Aspirantado Menor de Salamanca. Colabora como profesor y tutor en el Colegio “Maestro Ávila” impulsando el trabajo de pastoral juvenil y vocacional con los alumnos y profesores del mismo colegio. - En julio de 1990, en la XVIII Asamblea General, es elegido miembro del Consejo Central y se le responsabiliza de la Coordinación Pastoral de la Hermandad. Durante este tiempo coordina la preparación y dirección de los Cursos para Formadores de Seminarios que se impartieron en Buenos Aires (Argentina), en Caracas (Venezuela), en Lima (Perú); colaboró en el diseño del Curso para Formadores de Seminarios organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española que se viene celebrando durante el verano en Santander; y colabora como profesor en el Curso para Formadores de Seminarios de lengua española-portuguesa, organizado por la Congregación para la Educación Católica, que se imparte en el Pontificio Colegio Español de San José y en el que participan formadores de diferentes países Lati­noamericanos. En 1994 participa en Itaicí (Brasil) en el I Congreso Continental Latinoame­ricano de Vocaciones. - En julio de 1996, en la XIX Asamblea General es elegido Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios hasta el año 2002. En 1997 participa en el Congreso sobre secularidad del presbítero diocesano organizado por la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal Española. – En julio de 2002, en la XX Asamblea General, celebrada en el Pontificio Colegio Español de San José de Roma (Italia) es reelegido por mayoría absoluta en primera votación. −El pasado 22 de mayo de 2008 la Hermandad ha recibido de la Santa Sede la aprobación como Asociación Sacerdotal de Derecho Pontificio, tal como soñó desde el comienzo Mosén Sol. Y en julio de 2008, por coincidir con el 125 aniversario de la Fundación de la Hermandad y el I Centenario de la muerte del Beato Manuel Domingo y Sol, se celebrará en Tortosa la XXI Asamblea General. – En septiembre de 2008, al concluir su mandato como Director General, es nombrado Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. – El 2 de agosto de 2013 es nombrado Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma por la Congregación del Clero. – El 27 de diciembre de 2014 es nombrado por el Papa Francisco Obispo de Barbastro-Monzón.