Iglesia y Universidad, donde “el corazón habla al corazón”

Sevilla Alvaro PereiraLa Archidiócesis de Sevilla vertebra su Pastoral Universitaria a través del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla (SARUS), un servicio perfectamente integrado en los estatutos de la Universidad que resulta fácilmente reconocible por sus siglas: SARUS. El pasado curso se celebraron sus bodas de plata, 25 años desde que el actual arzobispo general castrense, Mons. Juan del Río, recibiera el encargo de establecer un punto de encuentro, de diálogo entre la fe y la cultura, una referencia visible de la Iglesia en medio de la comunidad universitaria. Desde entonces, muchos universitarios –alumnos, profesores y personal no docente- han respondido a esta llamada de la fe en el ámbito por antonomasia de la cultura, del conocimiento. A Mons. Del Río le sucedieron Mons. José Mazuelos –actual obispo de Asidonia-Jerez- y Francisco Román. Su actual director es Álvaro Pereira, sacerdote nacido en Montellano y doctor en Sagradas Escrituras.

Pereira suele aludir a una vinculación entre la fe y la cultura que hunde sus raíces en el nacimiento de la institución universitaria de la mano de Maese Rodrigo Fernández de Santaella, si bien en 1988 se firmó un convenio “por el cual se vertebraban, de forma moderna y universitaria, todos los servicios que daba la Iglesia a nuestra Universidad, a nivel académico, religioso, caritativo y social y del diálogo entre la fe y la cultura”.

Desde su experiencia sacerdotal, Álvaro Pereira es rotundo cuando se le cuestiona sobre la posible distancia entre jóvenes e Iglesia: “es un tópico”, afirma. “Es cierto que ahora hay menos cristianos que hace cincuenta años y eso se nota entre la juventud, porque parece que es algo contracultural y alternativo, pero los jóvenes cristianos de hoy viven su vida de relación con Cristo más convencidos. Es verdad –añadeque algunos jóvenes ven a la Iglesia como algo caduco o de otra época, sin embargo cuando conocen la Iglesia no sólo la perspectiva cambia sino que también cambia su vida”.

Del ‘Youcat’ al ejercicio de la caridad

La programación de la pastoral universitaria contempla los tres pilares de la evangelización: formación, celebración de la fe (con práctica sacramental en la capilla universitaria y en otros centros universitarios) y caridad, algo que se desgrana en numerosas iniciativas. Una de ellas es la experiencia ‘Youcat’, todos los jueves de nueve a diez y media de la noche en la capilla universitaria, en la que participan universitarios procedentes de varios centros. El delegado de Pastoral Universitaria lo define como “un espacio de confianza donde jóvenes cristianos dialogan sobre su fe e intentan profundizar en las raíces de su experiencia cristiana”. Para los profesores hay una oferta formativa concreta, el Foro ‘Humanismo y Ciencia’, donde se abordan temas fronterizos que tienen que ver con la fe y su estudio. En el SARUS se imparten también asignaturas de Teología para universitarios, con un reconocimiento de créditos, tanto a nivel de libre configuración como de grado. La oferta formativa se completa con numerosas conferencias o encuentros en diversos puntos del mapa universitario sevillano.

La pobreza no es algo ajeno a la Universidad y este servicio de la Iglesia ha sido siempre sensible a las necesidades de los universitarios. En estos 25 años se ha ayudado a jóvenes en situaciones, muchas veces límite, que derivaban en el abandono de los estudios. Cáritas Universitaria cerró recientemente un programa de ayuda en colaboración con la Hermandad de los Estudiantes y otras instituciones por el que se ha atendido a 85 universitarios con becas de 500 euros. Para ello se ha conformado un equipo de 25 voluntarios y se han dado los primeros pasos para un proyecto en la Universidad Pablo de Olavide, dotado de 18.000 euros para 36 becas.

“El corazón habla al corazón”

 Uno de los retos que se ha planteado Pereira es la difusión de la oferta de la Iglesia en este sector. Reconoce que muchos jóvenes llegan al último año “sin saber que existimos”, pero cada jornada ofrece argumentos para la esperanza en un servicio de puertas abiertas: “nos llegan como llegaban los primeros cristianos, de persona a persona”. En este sentido alude al cardenal Newman, de quien ha tomado un lema, cor ad cor loquitur, el corazón habla al corazón.

La relación con las autoridades universitarias es fructífera, y la razón no es otra que el mutuo conocimiento y valoración. “Las autoridades académicas saben el bien que hacemos y nosotros somos respetuosos con la autonomía universitaria. Somos –añade- un servicio para los que se acercan libremente, y hay una relación cordial”. Una buena muestra de ello fue el acto que se celebró en el Rectorado con ocasión de las bodas de plata del SARUS y que contó con la participación del rector, Antonio Ramírez de Arellano; el arzobispo, mons. Juan José Asenjo; y el que fuera primer director de este servicio, mons. Juan del Río, entre otros. Álvaro Pereira se muestra satisfecho por la relación “estrecha y fluida” que existe, “y porque en este mundo, donde hay tanta confrontación, estrechar lazos en medio de las diferencias nos beneficia mucho a todos”.

“Espiritualidad del éxodo”

Una de las características de este servicio es que siempre se renueva. Se trata de una pastoral de paso que ya ha conocido varias generaciones, y que Pereira denomina “espiritualidad del éxodo”. “Todos los años empezamos de nuevo, y eso podría ser un problema porque hay que estar constantemente formando a la gente. Están unos años en el SARUS y vuelven a sus parroquias, a su vida cristiana en su ciudad”. Pero él prefiere verlo en clave de oportunidad, “porque siempre estamos enriqueciéndonos con las nuevas iniciativas de cada uno”.

El SARUS y las parroquias

Uno de los aspectos aún pendientes es la relación con las parroquias. Pereira sostiene que hay menos relación de la que a él le gustaría, y piensa en las parroquias donde hay jóvenes en puertas de acceder a la Universidad: “se les tendría que dar a conocer mejor la existencia del SARUS y estaría bien que comprendiéramos que el tiempo de la universidad es tiempo de formación no sólo intelectual sino también espiritual”. “El SARUS –reitera- es un servicio para las parroquias al que llegan los jóvenes, colaboramos a su formación integral y después vuelven a sus lugares de origen siendo magníficos catequistas y grandes agentes de pastoral”.

(Iglesia en Sevilla)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45164 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).