QUERIDO DON ÁNGEL…

Mons. Alfonso MiliánMons. Alfonso Milián    Hoy me hago portavoz de todos vosotros, los que semana a semana habéis leído mis palabras en esta Hoja, para expresar vuestra calurosa y sincera acogida a Don Ángel, el que a partir de esta tarde será el nuevo Obispo de Barbastro-Monzón.

Estamos contentos, querido Don Ángel, porque el papa Francisco te ha nombrado Obispo, sucesor de los apóstoles, de esta iglesia sellada por el don del martirio. Nos alegra que valores, no sin estremecimiento, el testimonio de nuestros testigos de la fe. Entre ellos el obispo mártir, beato Florentino, a quien sé cuánto admiras por el valor de su fe, de su caridad y de su perdón. Un buen referente para todos los que posteriormente hemos servido a esta Iglesia. Incluso quieres llevar en la Eucaristía de tu consagración y toma de posesión, el báculo con el que él pastoreó esta Iglesia martirial y apoyarte en él para llevar adelante tu misión pastoral. Estoy convencido de que el testimonio de su vida, entregada generosamente como testimonio de su fe y adornada por el perdón a todos, te servirá de estímulo y consuelo en la ardua tarea de conducir hacia el reino de Dios al pueblo que se te ha confiado.

Eres un regalo de Dios para nosotros, un regalo que apreciamos, valoramos y agradecemos. Dios te ha dotado de muchas cualidades, tienes una buena preparación, has vivido tu ministerio sacerdotal con total entrega, no has regateado esfuerzo alguno por tu parte… Gracias por colaborar tan generosamente con los dones que Dios te ha dado. Nosotros vamos a ser los más directamente beneficiados.

Todos te damos la más calurosa acogida: los niños, los enfermos, los ancianos, los necesitados, los jóvenes, los matrimonios, los consagrados, los sacerdotes… Todos te acogemos desde lo más profundo de nuestro corazón. También hemos rezado y seguiremos rezando por ti para que seas el Buen Pastor que deseas ser. El recordatorio de tu ordenación así nos lo indica.

Estamos dispuestos a colaborar contigo dentro de nuestras limitaciones. Queremos participar corresponsablemente en la hermosa tarea de dar a conocer a Jesucristo y su evangelio, como el mayor don que podemos ofrecer a nuestra sociedad. Queremos colaborar en la construcción de una iglesia misionera, comprometida, orante, que comparte los bienes que ha recibido para bien de todos especialmente de los más necesitados.

Queremos ser los brazos de nuestro obispo para abrazar a todos los que sufren: los que carecen de pan, de trabajo, de sentido de la vida, los enfermos, los que viven en soledad, los ancianos, los ricos en dinero y pobres en valores, los que han perdido la esperanza…Queremos ser la Iglesia que abraza este mundo necesitado de tantas cosas: ternura, comprensión, paz, alegría, esperanza, amor, escucha, perdón, paciencia…

Esta es la Iglesia que el Señor Jesús te encomienda. Ella es la perla preciosa que hoy el Señor te entrega. Aquí tienes la Iglesia diocesana de Barbastro-Monzón, que te recibe con profunda alegría.

Que el Señor guíe tus pasos por los caminos de esta tierra para llevar la Buena Noticia a todas las gentes. ¡Bienvenido seas a esta tu casa y tu nueva familia!

+ Alfonso Milián Sorribas

Administrador Apostólico de Barbastro-Monzón

Mons. Alfonso Milián Sorribas
Acerca de Mons. Alfonso Milián Sorribas 101 Articles
Mons. Alfonso Milián Sorribas nació el 5 de enero de 1939 en La Cuba, provincia de Teruel y diócesis de Teruel y Albarracín. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza y fue Ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962. En 1992 obtuvo la Licenciatura en Teología Catequética por la Facultad de Teología ‘San Dámaso’ de Madrid, con la tesina «La iniciación a la dimensión contemplativa del catequista por medio de la oración de Jesús». La segunda parte de la misma fue publicada en 1993, en la revista ‘Jesus Cáritas’ con el título «La invocación del nombre de Jesús, camino de encuentro con el Padre». Además del español, conoce el francés. Después de su ordenación, ha desempeñado los siguientes cargos: - 1962–1969:Párroco de Azaila (Teruel); - 1962–1967:Coadjutor de la Parroquia de La Puebla de Hijar (Zaragoza); - 1967–1969:Encargado de las Parroquias de Vinaceite (Teruel) y Almochuel (Zaragoza); - 1969–1983:Párroco de ‘San Pío X’ en Zaragoza; - 1970–1976:Delegado de Cáritas de Arrabal (Zaragoza); - 1978–1990:Miembro del Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1980–1981:Consiliario del Movimiento ‘Junior’; - 1982–1990:Vicario Episcopal de la Vicaría IV de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1992–1996:Delegado Diocesano de Apostolado seglar y Consiliario Diocesano del Movimiento ‘Junior’; - 1992–1998:Delegado Diocesano de Pastoral Vocacional; - 1996–2004:Vicairo Episcopal de la Vicaría II; - 1998–2004:Consiliario de ‘Manos Unidas’; - Nombrado Obispo Auxiliar de Zaragoza el 9 de noviembre de 2000 y elegido para la sede titular de Diana, recibió la ordenación Episcopal el 3 de diciembre de 2000. - El 11 de noviembre de 2004, el Nuncio Apostólico en España comunicó al Administrador Diocesano el nombramiento de Don Alfonso Milián para la sede barbastrense-montisonense, de la que tomó posesión el 19 de diciembre de 2004 en la catedral de Barbastro. - En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión Episcopal de Asuntos Sociales y Obispo Delegado para Cáritas Española.