Comenzamos la cuaresma: recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte…

Mons. Rafael ZornozaMons. Rafael Zornoza     A punto ya de recibir la imposición de la ceniza, en el inicio de esta Cuaresma, tiempo privilegiado de gracia, recordamos este poema de Jorge Manrique: Recuerde el alma dormida/ avive el seso y despierte/ contemplando…/ cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte, / tan callando. 

Podemos iniciar así la Cuaresma, mirando la fugacidad de la vida terrena, no para hundirnos, sino para despertarnos, para caer en la cuenta de la verdad de la vida, que a veces se nos escapa entre las ocupaciones y preocupaciones cotidianas.

El rito de la ceniza refleja la verdad de la que no queremos hablar: “Eres polvo y en polvo te convertirás”. Pero los católicos no vivimos esta realidad como algo traumático, sino que la miramos cara a cara con seriedad y esperanza, pidiéndole a Dios vivir en consecuencia, sabiendo que el tiempo que se nos da en esta vida es una oportunidad, es una gracia. También esta Cuaresma es una gran oportunidad de gracia, para cambiar nuestra mirada hacia el Señor, “caer en la cuenta”, cambiar el centro de gravedad de nuestra vida, de modo que sea el Señor, y no mi egoísmo, lo que atraiga y determine mis deseos y mis decisiones.

Y he aquí que cuando el Señor nos quiere atraer hacia sí, nos atrae siempre hacia el hermano. Porque sólo saliendo de nuestro egoísmo nos encontramos a nosotros mismos. Os animo, por tanto, a dejaos transformar por el amor de Cristo, que recibimos especialmente en el sacramento de la Reconciliación, y se expresa en la solidaridad con los más necesitados. En un contexto eclesial de Sínodo de la Familia, ponemos nuestros ojos en las familias necesitadas. La familia, ahora más que nunca, sostiene la sociedad, moral y materialmente. Pero necesita nuestro cuidado y apoyo, especialmente en aquellos casos donde se sufre el drama del desempleo. Somos responsables los unos de los otros; y no podemos decir, como Caín: “¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?”. Hay que sentir al otro como parte de mí mismo. Éste es el cimiento sólido de toda sociedad verdaderamente humana. Debemos caer en la cuenta de que en este partido sólo gano si gana todo el equipo.

Nosotros tenemos una gran noticia que dar a nuestra sociedad, cansada y abatida: que Dios apuesta por nosotros. También el tiempo actual es tiempo de gracia, día de salvación (2 Co 6,2). “Hoy es siempre todavía”, decía Antonio Machado. Este tiempo de crisis moral, espiritual, económica… es un desierto; sí,pero Cristo quiso adentrarse en él durante cuarenta días -como ya lo hizo el pueblo de Israel durante cuarenta años- para experimentar, junto con la dificultad extrema, la ayuda indefectible de Dios. Sí, es un tiempo de prueba, de tentación, de desesperanza; pero Cristo lo ha vencido con su confianza en Dios, su Padre, para que nosotros aprendamos también a vencer con las mismas armas. ¡Volvamos a confiar en Dios profundamente! ¡Volvamos a Dios! ¡Volvamos a lo esencial! Tenemos por delante portentosas procesiones, celebraciones penitenciales en las parroquia, vía crucis y tantas otras iniciativas.

Recuerde el alma dormida/ avive el seso y despierte. ¡Despertemos a la realidad más profunda, no ha tiempo que perder! El famoso escritor inglés, Chesterton, decía que el auténtico fracaso de la vida no estriba en perder el empleo o sufrir una enfermedad, sino en la mediocridad de la vida. Y la mediocridad consiste en estar junto a la grandeza y no ser capaz de reconocerla; estar siempre a la orilla del milagro, pero no atrevernos nunca a zambullirnos en él. Una vida nueva creada por Dios nos espera: la vida resucitada que se actualizará en la Pascua. El tiempo se ha cumplido, convertíos y creed en el Evangelio (Mc 1,15). 

 + Rafael Zornoza
Obispo de Cádiz y Ceuta
Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 313 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.