XXIII Jornada Mundial del Enfermo

HoyoLopezRamonMons. Ramón del Hoyo     Queridos fieles diocesanos:

1. El próximo día 11 de febrero, memoria litúrgica de Nuestra Señora de Lourdes, celebramos esta Jornada Mundial, como inicio de un itinerario que culmina en la Pascua del Enfermo, el VI Domingo de Pascua.

La preciosa parábola evangélica del Buen Samaritano, narrada por San Lucas (Lc 10, 25-37), contiene una serie de imágenes y exposiciones sacadas de la vida cotidiana con las que Jesús nos enseña: el amor profundo de Dios por todo ser humano, especialmente cuando experimenta la enfermedad y el dolor.

Sobre todo en sus palabras finales de la parábola: “Anda y haz tú lo mismo”, el Señor nos señala cuál debe ser la actitud de sus discípulos hacia los demás, especialmente a favor de los que están necesitados de atención concreta, o heridas en su cuerpo o en su espíritu: vivir cada día como buenos samaritanos.

2. El lema de la Jornada de este año es: “Una mirada distinta, con un corazón nuevo”. Sus palabras nos invitan a fijar nuestra mirada en la persona que sufre y nos animan a al compromiso de unir nuestro amor con el corazón de Dios Padre y del mismo Jesucristo a favor de los enfermos.

Este es el amor de tantas personas que están junto a los enfermos que tienen necesidad de asistencia continuada, de una ayuda para levantarse, para vestirse, para alimentarse. Este servicio, especialmente cuando se prolonga en el tiempo, se puede volver fatigoso y pesado. Es relativamente fácil y enriquecedor servir a estos enfermos por algunos días, pero no lo es tanto cuidar de una persona durante meses, o incluso años, cuando ésta ya no es capaz ni poder de agradecer.

Para sostener ese amor en el tiempo, se precisa la cercanía de Dios con el fin lograr ver en el hermano o hermana iconos del amor redentor de Jesucristo, porque, no lo dudemos, son sacramentos vivientes de la presencia de Jesús entre nosotros.

3. A veces nuestro mundo se olvida del valor del tiempo que se pasa junto al enfermo. Es, sin dudarlo, un tiempo santo que nos identifica  y conforma con Jesús de Nazaret, quien nos dice también hoy: “No he venido a ser servido, sino a servir y a dar mi vida en rescate por muchos” (Mt 20, 28).

Apremiados asimismo por las prisas y compromisos de mil clases incurrimos fácilmente en el olvido de una dimensión muy humana y profundamente cristiana: la gratuidad. Ocuparnos y hacernos cargo del que ya no puede leer, o no puede ver o moverse, no puede comer o levantarse, sin la ayuda de otros, o respirar el aire fresco, son los que Jesús llama “bienaventurados” por darles noticias, pasearles en su silla de ruedas, ayudarles a incorporarse…

Es para meditar aquella frase del libro de Job (Jb 2, 13): “Después se sentaron con él en el suelo y estuvieron siete día, con sus noches, pero ninguno le decía nada, viendo lo atroz de su sufrimiento”. Estar al lado del enfermo sin juzgar, sin esperar nada, gratuitamente… es una chispa de amor divino.

4. Una buena noticia en nuestra Iglesia diocesana: la hospitalidad de Lourdes da sus primeros pasos en apoyo y amor a los enfermos. Ha quedado aprobada recientemente y nace como semilla insignificante que irá creciendo hasta hacerse un árbol, si cuenta con nuestro apoyo.

La hemos puesto bajo la tutela de Nuestra Señora de Lourdes y del Beato Manuel Lozano Garrido, primer hospitalario que, en su día, acudió a ponerse a los pies de aquella imagen milagrosa que nos recuerda y hace presente la aparición de la Inmaculada Virgen María a Bernardita Soubirous, en el año 1859.

La hospitalidad tiene su sede en la Parroquia de Santa Bárbara, de Linares, calle de san Pedro, s/n. Su actual Presidente es el Párroco D. Manuel Francisco Valenzuela del que pueden solicitar información para su apoyo o inscripción en el correo [email protected] y en el teléfono 953693452.

¡Dános, Señor, la sabiduría del corazón para amar a nuestros enfermos!

Con mi afecto en el Señor.

+ Ramón del Hoyo López

Obispo de Jaén

Mons. Ramón del Hoyo
Acerca de Mons. Ramón del Hoyo 149 Articles
Mons. Ramón del Hoyo nació el 4 de septiembre de 1940 en Arlanzón (Burgos). Cursó estudios en los Seminarios Menor y Mayor de Burgos, entre 1955 y 1963. Obtuvo la Licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Salamanca (1963-1965) y el Doctorado en la Pontificia Universidad Angelicum (1975-1977). Fue ordenado sacerdote para la archidiócesis de Burgos el 5 de septiembre de 1965. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis burgalesa. Comenzó como coadjutor de la parroquia de Santa María la Real y Antigua y Director espiritual de la Escuela media femenina “Caritas”, entre 1965 y 1968. Desde este último año y hasta 1974 fue Notario eclesiástico y Secretario del Tribunal Eclesiástico. Además, en el año 1972 fue nombrado Provisor-adjunto de la Curia de Burgos y en 1978 Provisor, cargo que desempeñó hasta 1996. También fue Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico Metropolitano desde el año 1978 y hasta 1993, cuando fue nombrado Vicario General y Canónigo y Presidente del Capítulo Catedral Metropolitano. Estos cargos los compaginó, desde 1977 y hasta su nombramiento episcopal, con la docencia en la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos, como profesor de Derecho Canónico. El 26 de junio de 1996 fue nombrado obispo de Cuenca y recibió la ordenación episcopal el 15 de septiembre del mismo año. El 19 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo de Jaén, diócesis de la que tomó posesión el 2 de julio de 2005. El papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de esta diócesis el 9 de abril de 2016 y le nombra administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor,el 28 de mayo de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, de la que fue presidente de 2005 a 2011. Ha sido miembro del Consejo de Economía desde 2012 a 2017. También fue miembro de la “Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia”, que se creó con el encargo de preparar la Declaración y la promoción de la figura del nuevo Doctor.