Presentación del libro “Retazos históricos de la Real Parroquia Castrense (Cádiz 1764-2014)”

Cadíz parroquia castrense libroEl pasado día 27 de enero se presentó el libro “Retazos históricos de la Real Parroquia Castrense (Cádiz 1764-2014)”, en un acto que comenzó a las 20:00 horas en el propio templo gaditano.

La presentación contó con la intervención del Arzobispo Castrense Monseñor Juan del Río Martín, junto al párroco Rvdo. Padre César Sarmiento González y el autor del libro D. Miguel García Díaz. El acto comenzó con la intervención del párroco, el cual hizo una breve semblanza del autor del libro, súbdito de la jurisdicción castrense por su condición de militar, destacando su compromiso con su ciudad natal y su pertenencia a varias asociaciones culturales que tienen por objetivo la investigación, el estudio y la difusión de la historia de Cádiz y la defensa de su patrimonio. A Miguel García Díaz le avalan tres libros y más de doscientos trabajos publicados en prensa y revistas especializadas, sus numerosas conferencias, pregones, exaltaciones e intervenciones en mesas redondas, sus visitas guiadas, la presentación y la organización de múltiples actos culturales así como su intervención como comisario en varias exposiciones, demostrando que es un gran enamorado de Cádiz y su historia.

A continuación, tomó la palabra el autor del libro que explicó brevemente el proceso de elaboración del mismo con el que ha pretendido que queden para la posteridad aquellos retazos de la historia de la parroquia que ha podido recopilar con el objetivo de contribuir a un mejor conocimiento de la misma y así el lector sea consciente de su importancia en la ciudad. Seguidamente, comentó la intención de la portada, diseña por su hijo D. Miguel García Cruz, en la que se refleja el servicio del sacerdote castrense en un exvoto encontrado en las dependencias parroquiales, en la que se aprecia a un militar enfermo junto al familiar sufriente y el pater que le presta atención espiritual. En la parte superior se puede observar la imagen de Jesús Nazareno que tuvo una gran devoción no solo en la ciudad sino en la parroquia.

Se cerró el acto con las palabras de Mons. Juan del Río, con las que agradeció al párroco su labor en la parroquia desde que fue destinado en 2010, porque, según dijo, se construye parroquia no sólo con las obras sino recuperando su pasado, la vida de sus antepasados, además sin sacarla de su contexto, de una ciudad tan llena de vida como es Cádiz de donde partían los soldados hacia América llenos de la fe que le transmitieron estos muros a través de los Sacramentos. Recuperar la historia de la esta parroquia castrense no sólo es recuperar la identidad de Cádiz, sino de España ya se ha servido al país a través de sus capellanes. Ha sido y es foco de fe y de cultura. Agradeció también el trabajo del autor por su dedicación a la investigación y por la elaboración de este libro de “fogonazos de la historia”  que facilita al lector buscar con facilidad la información que necesite relativa a un acontecimiento concreto, poniendo al alcance del gran público la gran labor y presencia de la pastoral castrense en el país y concretamente en la ciudad de Cádiz. Concluyó su intervención alentando al párroco y a los feligreses a seguir trabajando por recuperar el esplendor de la parroquia con la continuación de la tarea pastoral y asistencial que viene desarrollando, así como en la persecución de la tan ansiada rehabilitación integral del templo, afirmando que “merece la pena seguir luchando por la parroquia del Santo Ángel”.

Al término de la presentación se vendieron numerosos ejemplares del libro que fue firmado por el autor. Finalmente, se le hizo entrega al Arzobispo Castrense de una palia con el escudo bordado de la parroquia, realizado en el taller de bordados de Lorenzo Guttenberger en la calle Sopranis de Cádiz.

(Arzobispado Castrense)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41868 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).