Entre las etapas del Sínodo sobre la familia

Mons. Salvador Gimenez VallsMons. Salvador Giménez    De nuevo me parece conveniente comentar de modo general y breve el proceso que sigue el Sínodo de los Obispos para abordar el tema “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en mundo contemporáneo”, convocado por el papa Francisco en dos etapas, en octubre de 2014 (extraordinario) y en octubre de 2015 (ordinario). No quiero limitarme a informar a nuestra diócesis sobre un acontecimiento eclesial tan relevante sino también a pedir a todas las comunidades cristianas dos cosas: que recéis en concreto por los frutos del Sínodo y en general por todas las familias que viven en estos momentos con alegría o con tristeza su situación. Os pido también vuestro compromiso personal explícito por vuestra propia familia en la función que el Señor os ha encomendado como padres, como hijos o como abuelos.

Oración constante y acción valerosa es lo que cada uno de nosotros debe hacer.
Recordáis que tras la convocatoria inicial se pasó desde la Santa Sede un cuestionario a todas las Conferencias Episcopales del mundo con el fin de conocer la realidad de la familia. Muchos de nosotros participamos en esa consulta mostrando el interés y la preocupación que suscita el tema y lo canalizamos a través del Consejo del Presbiterio y del Consejo Diocesano de Pastoral. Con todas las respuestas se elaboró un documento de trabajo que fue la base sobre la que los obispos dialogaron durante intensas jornadas en la primera etapa del Sínodo.

Fueron tratados todos los aspectos que atañen a la familia. Al final se redactó un documento, llamado Relatio Synodi, con 62 proposiciones que el Papa quiso hacer público de modo inmediato tanto el contenido como el resultado de las votaciones que los 183 obispos miembros hicieron sobre cada una de ellas. El documento se ha publicado en distintas revistas y tiene el siguiente índice:

Introducción;

I. La escucha: el contexto y los desafíos de la familia;

II. La mirada fija en Cristo: el Evangelio de la familia;

III. La confrontación: perspectivas pastorales;

IV. Conclusión. A este documento, que se convierte en instrumento de trabajo para la próxima etapa, se ha añadido unas preguntas “para conocer la recepción del documento y para estimular la profundización del trabajo iniciado” en la primera etapa.

Se ha enviado a todos los episcopados del mundo junto con el Mensaje del Sínodo a las familias y el Discurso conclusivo del Papa.

Por lo que respecta a nuestra diócesis, toda esta documentación se ha remitido a los sacerdotes y a los miembros del Consejo Diocesano de Pastoral para su conocimiento y estudio y para coordinar la tarea que nos puede ocupar estos meses. Con seguridad la participación será general y entusiasta. Os recuerdo que existe en nuestro organigrama pastoral un Secretariado de la Familia que ha sensibilizado durante años esta fundamental realidad, desde la oración en el Día de la Sagrada Familia del domingo pasado hasta los encuentros familiacatequesis o la intervención en los cursos de preparación al matrimonio. Todos los cristianos y comunidades estamos obligados a secundar las iniciativas en este campo familiar que favorece el crecimiento sereno y equilibrado de la persona a pesar de las dificultades que nuestra sociedad genera.

Espero vuestra colaboración en este proceso concreto del Sínodo. Pero sobre todo en vuestras oraciones y compromiso personal a favor de la familia.

Salvador Giménez Valls

Obispo de Menorca

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 187 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.